NOTIMEX
11 de mayo de 2013 / 09:37 p.m.

De no retirar los murales en los próximos 30 días, el cantante deberá pagar una multa de 376 dólares que podría aumentar.

 

Los Ángeles • El cantante Chris Brown ha recibido un ultimátum de autoridades de Hollywood para que retire murales de su casa en forma de monstruos ante quejas de vecinos porque estos intimidan a sus hijos.

Voceros del Departamento de Policia de Hollywood confirmaron del citatorio que le fue entregado por la ciudad en la residencia de Brown para que en 30 días retire las pinturas de los monstruos de unos ocho metros de altura.

Las pinturas en la residencia de Rinconia Drive están en las paredes del frente de la propiedad, y muestran rostros con cráneos deformes, enormes y numerosos dientes con ojos saltones y una criatura con traje espacial de plata se alza sobre la marquesina.

En un asunto que parece no tendrá una pronta solución, el abogado del cantante, Mark Geragos, advirtió que de ninguna forma retirarán los murales porque hacer caso a eso viola la Primera Enmienda de Estados Unidos sobre la libertad de expresión.

Brown recientemente confirmó una nueva ruptura con su novia la también cantante Rihanna, con quien protagonizó uno de los escándalos más sonados al propinarle una golpiza hace varios años horas antes de la entrega del Grammy.

Esta no es la primera vez que Brown enfrenta protestas de sus vecinos del área de Cahuenga ya que en el pasado ha sido acusado ante autoridades por sus fiestas ruidosas y por el manejo imprudencial de sus autos deportivos.

Patti Negri, presidente de la Asociación Cívica de Hollywood Dell, aseguró que hay muchos niños del vecindario que temen pasar por esta casa "por ver demonios, con grandes ojos asustadizos y grandes dientes de miedo".

Este no es el primer caso de conflictos con celebridades. Madonna en los 90 causó protestas por pintar su casa con enormes rayas rojas y amarillas, y Lindsay Lohan por atraer a decenas de paparazzis frente a su casa por sus problemas con la ley.

Los vecinos de Justin Bieber en el área de Calabasas se han quejado de que que el cantante y su séquito de seguridad juegan carreras a alta velocidad regularmente a través de las calles privadas en esta comunidad.

Las autoridades de la ciudad le hicieron llegar a Brown una notificación por violar señalización en niveles no permitidos y excesivos y le ordenaron que quitara el arte dentro de los 30 días o se le aplicará una multa de 376 dólares que podría aumentar.

El abogado Mark Geragos advirtió que el músico no se retractara "al contrario Brown tiene más que temer de los vecinos por entrometidos por llamar al Control de animales y ahora con esta ridiculez".

Geragos dijo que la ciudad puede esperar una lucha legal por la obra personal de Brown en lo que se prevé sea un singular debate cívico en Los Ángeles que dicho sea de paso es llamada la capital mundial de los murales.