Agencias 
9 de julio de 2013 / 03:41 p.m.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, mostró hoy al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, fotografías con el lanzamiento de cohetes desde campos de fútbol en Gaza, tras escuchar sus quejas acerca del impacto que tienen las restricciones militares israelíes al deporte en Palestina.

"Los (milicianos) palestinos cometen un doble crimen de guerra, disparan contra civiles (israelíes) y para hacerlo se esconden detrás de civiles (palestinos)", dijo Netanyahu a Blatter, con quien se reunió esta mañana en Jerusalén.

En un comunicado a los medios, la oficina del primer ministro dijo que se le habían mostrado al presidente de la FIFA fotografías en las que se ve claramente cómo las milicias utilizan los campos de fútbol en Gaza para disparar sus cohetes, además de otras que reflejan los daños causados por uno de ellos a un edificio en el sur de Israel.

También le mostraron imágenes de un partido en la ciudad de Beer Sheva, a unos 40 kilómetros de la franja palestina, que tuvo que ser suspendido en noviembre pasado por un ataque con cohetes.

Blatter, que ayer visitó al presidente Mahmud Abás en Ramala y dijo que "su corazón está con Palestina", se entrevistó hoy con Netanyahu para exponerle las quejas palestinas del impacto que tienen para el deporte en general, y el fútbol en particular, las restricciones israelíes al libre movimiento de palestinos.

Entre las principales quejas están las de que Israel impide el traslado de jugadores de un lugar a otro para los entrenamientos y partidos -sobre todo a los que viven en Gaza-, bloquea en sus puertos equipo deportivo enviado desde Europa y provoca retrasos en la llegada de entrenadores y técnicos extranjeros invitados a Cisjordania para fomentar el deporte.

También que prohíbe construir nuevos estadios en algunas zonas de Cisjordania próximas a las colonias israelíes.

En el último congreso de la FIFA a finales de mayo, celebrado en Mauricio, los palestinos pidieron un debate para sancionar a la Federación Israelí de Fútbol por la decisiones de su gobierno, debate que Blatter pidió aplazar hasta conocer por sí mismo la situación en el terreno.

Hoy el presidente de la FIFA expuso a Netanyahu el mensaje de que, si los problemas de la Federación Palestina de Fútbol no son resueltos, en el próximo congreso no retrasará más el debate sobre posibles sanciones, entre ellas la de apartar a sus selecciones de las principales competiciones internacionales.

 

Blatter agradeció a Netanyahu por recibirle a él y a los directivos del fútbol israelí y le instó a favorecer los movimientos de equipos y árbitros dentro y fuera de Palestina, en una rueda de prensa en Jerusalén.