27 de septiembre de 2013 / 07:39 p.m.

Regresó a Primera División y ayudó a la economía de muchos restaurantes a mejorar y crecer.

Desde el ascenso del León a la Primera División los restauranteros de la ciudad reportan un aumento considerable en la demanda de sus mesas así como en el monto total de los consumos.

Helen Anaya, presidenta de la Canirac (Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados) en su capítulo León, reporta que su gremio ha registrado desde hace ya poco más de un año un repunte muy importante gracias a la reaparición de los Panzas Verdes en la Primera División.

“Tenemos un incremento importante en ventas, tenemos llenos (en establecimientos cercanos al Estadio León) pero los restaurantes de la zona norte, que de todas maneras tienen pantallas, de todos modos la gente acostumbra ver el partido de fútbol”, comentó Helen Anaya.

El efecto es tan benéfico para la ciudad que cuando el León juega como local, sobretodo, los horarios de los estableciemientos reciben autorización de la administración municipal para extenderlos.

“Sí es más importante cuando los juegos son aquí que cuando el León sale a jugar a otro lugar, sí hay más euforia cuando juega de local porque incluso después del partido ya ves que es lo de andar en la calle y no me digas si gana hasta hay una extensión de horario en los restaurantes porque la gente está contenta y está consumiendo”.

“Cuando el equipo León gana inclusive la venta se prolonga más y el horario también”.

Agregó, “definitivamente el fútbol es un gran aliado. Queremos que el equipo, que aparte de que ya nos toca, que siga con esa buena racha que hasta ahorita ha llevado y al sector le favorece muchísimo.

“Bares, antros restaurantes, antojerías; es que ya casi todo mundo tiene su pantalla, que es algo de lo que hemos pugnado también, y la gente busca esos lugares donde lo pueda disfrutar (partidos del León) ya sea con familia o con amigos”.

Para Helen Anaya los partidos del León son un detonante económico tan importante como eventos de un día como el festival del globo y el buen fin, y con una repercusión económica como la presencia del WRC (Campeonato Mundial de Rallies) que se establece en la ciudad por cuatro días.

Francisco Vela