15 de septiembre de 2013 / 12:09 a.m.

La fiera se metió a la casa del tiburón para derrotarlos por la mínima diferencia. Los verdes superaron la jornada diez consiguiendo tres puntos a pesar de no contar con Franco Arizala y Mauro Boselli, sus dos jugadores más productivos al frente.

El León no sólo sobrevivió al arranque del juego donde el Veracruz se lanzó con todo desde los primeros minutos, si no que además logró ponerse adelante en el marcador cuando el cronómetro a penas llegaba al minuto cinco de la primera parte.

A pase filtrado por la banda de Carlos Peña, Burbano explotó a la entrada del área grande y mandó un tiro-centro que terminó siendo más tiro que centro. Melitón quiso adivinar para cortar el envió y el 18 verdiblanco mandó la pelota al ángulo del segundo poste.

Posterior a la jugada del gol, el arquero verdiblanco contuvo en un par de ocasiones importantes a Llama y Borja. Sobre el minuto once desvió un remate de cabeza, la pelota queda viva y en una segunda jugada aguantó al pie del cañón el disparo a quemarropa para salvar al León.

A partir de ese momento la visita se hizo de la tenencia de la pelota, Veracruz le cedió el casi todo el medio campo. En algunas jugadas el León logró descolgarse sobre todo por la banda de la izquierda donde llegaban con peligro Fernando Navarro y Eisner Loboa.

Fue sobre la media hora de juego que Loboa le dio claridad a un embate por la banda y a la salida del arquero recibió una barrida por la espalda, el contacto fue evidente sobre la pierna de apoyo del colombiano del León.

El central del cotejo no marcó la infracción para decretar un penal más que evidente.

Sobre la recta final Veracruz empujó con mucho esfuerzo más que futbol. Le robaron la pelota al León y lograron hacer recular a la avanzada esmeralda, los tiburones cerraron tan insistentes como erráticos a la hora de dar el último pase.

Para la segunda parte los veracruzanos tuvieron la primera oportunidad de peligro, tal vez la más clara de todo el encuentro. En un centro pasado por la banda de la derecha el argentino Llamas encontró la pelota sobre la línea de meta y recentró de primera de primera intención.

En diagonal retrasada, La pelota le llegó plena a Ángel Reyna quien no pudo acomodar el cuerpo: solo y en los linderos del área chica abanicó de pierna zurda. El León se salvó del empate al arranque del complemento.

Poca claridad al frente por parte de ambos equipos aunque la iniciativa era obligada para los veracruzanos.

Pasada la hora de juego los verdes tuvieron otra oportunidad para mover el marcador. En una pelota que recuperó Matías Britos dentro del área remató de bote pronto a la portería.

Melitón Hernández desvió el disparo, la pelota quedó dentro en el aire y dentro del área grande, a unos pasos del área chica. El 27 esmeralda disparó de primera a gol pero Cid salvó a su equipo en la línea del segundo tanto.

Sobre la recta final del partido el juego se ensució con faltas continuas y pocas llegadas.

El León padeció de sus dos más grandes generadores de gol aunque supo sobreponerse a ello.

Las ausencias de Boselli y Arizala fueron más que perceptibles. La potencia de Arizala y el olfato goleador de Boselli son una desventaja muy fuerte para un equipo que cuenta con un plantel muy justo.

A cuatro minutos del final Gullit Peña encontró en el movimiento a las espaldas de los defensores a Matías Britos, el delantero uruguayo no la pensó y sobre los límites del área grande probó con un disparo que apenas salió desviado de la portería veracruzana.

Los jarochos cerraron el partido tan faltos de oxigeno como de idea. El León no tuvo problemas en contener los minutos finales sin dejar de inquietar al momento que cruzaba el medio campo con pelota dominada.

El juego terminó con el marcador a favor de los verdes que sumaron su segunda victoria consecutiva y momentáneamente tomó por asalto la punta de la Liga Mx. sumando 19 puntos en 11 partidos.

Francisco Vela