12 de febrero de 2013 / 05:13 p.m.

 

Al León perdió su punch: es ofensivo pero sus ataques ya no hacen daño. El defensa central del León, Rafael Márquez aseguró que el equipo viene haciendo un buen trabajo en casi todos los partidos pero al momento de atacar a faltado “fuerza” para concretar.

“Me preocupa el hecho de no tener el resultado, no me preocupa el funcionamiento. Estamos haciendo bien las cosas, solamente nos falta tener más fuerza adelante, concretar, es lo que nos ha faltado y nada más.

“Contundencia, el meterla, tratar de ser más fuertes a la hora de atacar, porque ha habido buenos partidos pero desafortunadamente no hemos tenido esa suerte que el año pasado la tenía que llegaban y anotaban, y en cambio pues ahora también la otra mala suerte es que ellos nos llegan y nos anotan”, comenta el ex jugador del Barcelona.

La fiera se ha ido en blanco en sus tres juegos como visitante (Xolos, Santos y Monarcas) y de local (Querétaro, Toluca y Cruz Azul) ha marcado cinco goles pero ha permitido seis y sólo pudo sumar dos puntos.

El León ha tenido problemas con lesiones y enfermedades de sus elementos de ofensiva, Maz lleva ya dos juegos que no participa en la Liga por culpa de una Fascitis Plantar que lo tendrá alejado por tres semanas más y con el riesgo de no regresar en lo que resta de la temporada.

Yovanny Arrechea se perdió los últimos dos juegos luego de una lesión que sufrió casi comenzado el partido ante Cruz Azul y aunque ya se recuperó de su molestia el atacante Colombiano no pasa por el momento futbolístico más lúcido.

Matías Britos tuvo que ser bajado de la lista de convocados en dos jugos por problemas físicos. El que hasta hoy es el goleador del equipo en el torneo sufrió previo al juego ante Santos un problema de inflamación en un nervio del oído, posteriormente y a unas horas del juego contra Monarcas sufrió una fuerte deshidratación provocada por una fuerte infección estomacal.

El plantel es tan corto que el viernes pasado se dio el debut de un joven delantero de la sub 20, Fernando El Marciano Torres para acompañar a Othoniel Arce, único delantero que no ha sufrido lesión ni enfermedad pero que está lejos de su mejor versión.

La delantera esmeralda está enferma y en seis partidos no ha encontrado cura.

“No me desespero, yo creo que pronto cambiará esta situación y es como la vida: a veces estás arriba, a veces estás abajo pero nunca dejar de luchar”, comentó Márquez. Con un tercio del torneo recorrido y con solo dos puntos sumados la posibilidad de pelear por entrar a la liguilla se ven remotas pero no imposibles para el zaguero verdiblanco aunque enfoca las energías en sumar para aumentar su distancia con la zona del descenso.

“Sí hay posibilidades mínimas iremos a buscarlas, totalmente o lo más importante o yo creo que es obtener la mayor cantidad de puntos posibles para que no tengamos problemas el año que viene en el tema del descenso”, finalizó.

Francisco Vela