13 de abril de 2013 / 06:58 p.m.

En el mejor de los casos, el tobillo izquierdo que ayuda a José Reyes a ser tan veloz en las bases meramente sufrió un esguince, y el astro de los Azulejos va a regresar a la acción en unas cuatro semanas.

Pro existe la posibilidad que todo el mundo en la franquicia teme.

"El otro escenario podría ser que esté fuera por tres meses, y si sucede algo que no esperamos, más que eso", dijo el gerente general Alex Anthopoulos el viernes por la noche.

Reyes se lesionó el tobillo en el sexto inning contra los reales de Kansas City cuando pareció titubear entre deslizarse o llegar parado a la segunda base en un intento de robo. El dominicano optó por deslizarse, y el tobillo se le torció al para sobre la almohadilla.

Reyes gritó por el dolor mientras rodaba por el suelo, y seguidamente se alzó la camiseta sobre el rostro, mientras entrenadores de ambas bancas se le acercaban corriendo.

"Obviamente, no fue bonito", dijo al abridor de los Azulejos J.A. Happ.

Reyes pareció haberse compuesto para cuando fue sacado del terreno en camilla. Y su tobillo estaba fuertemente vendado cuando lo sacaron en una silla de ruedas de los vestidores, en camino al hospital para un examen de resonancia magnética.

Reyes sufrió una lesión similar en su campaña de novato en el 2003, cuando estaba con los Mets de Nueva York. El veloz pelotero tuvo un esguince de segundo grado en el tobillo izquierdo cuando se deslizaba en segunda base durante un partido contra los Filis y terminó pasándose 15 días en la lista de lesionados.

Anthopoulos dijo que Reyes terminará de nuevo en la lista de lesionados, pero la magnitud de la lesión y la duración de su ausencia no se conocerán hasta más tarde el sábado.

Los Azulejos ya andan diezmados en el cuadro, con Brett Lawrie en la lista de lesionados con una lesión muscular en el abdomen y el antesalista venezolano Máicer Izturis con una lesión en un pie.

Reyes había sido uno de los pocos puntos positivos para Toronto esta campaña, bateando .412, con un jonrón y tres empujadas, además de robarse cuatro bases.

AP