28 de mayo de 2013 / 09:59 p.m.

Tres jugadores lesionados, otro tanto de enfermos con infecciones respiratorias y dos más con malestar y fatiga obligaron a la selección de fútbol de Bolivia a suspender por hoy el entrenamiento del equipo que comenzó el lunes en La Paz.

La plantilla Verde se alista para enfrentar el próximo viernes en casa a la selección de Venezuela y visitar cuatro días después a Chile, en el marco de las eliminatorias del Mundial Brasil 2014.

El delantero Edivaldo Rojas, del Muan Tong United tailandés, padece una lesión fibrilar en el aductor derecho, y el zaguero Marvín Bejarano, del Oriente Petrolero, sufre una pubalgia desde hace tres semanas, informó la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

El centrocampista Alejandro Melean, de Oriente, padece un derrame articular de rodilla izquierda sin antecedente de un trauma.

Los tres están siendo sometidos a tratamientos especiales y en los próximos días se definirá su permanencia en la plantilla, según el informe oficial de la FBF.

Además, padecen infecciones respiratorias el delantero Carlos Saucedo, del San José; el defensor Rony Jiménez, del Real Potosí, y el centrocampista Jhasmani Campos, del Bolívar.

El delantero Pedro Azogue, del Oriente Petrolero, y el portero Daniel Vaca, del The Strongest, también sufren cuadros de malestar y fatiga, respectivamente.

Los médicos recomendaron suspender la sesión de entrenamiento prevista para la tarde de este martes para permitir la recuperación de los enfermos y lesionados.

El técnico de la Verde, el español Xabier Azkargorta, convocó a 26 jugadores, de los que 21 ya están en La Paz para los entrenamientos, incluidos Rojas y el portero Guillermo Viscarra, de 20 años, del Vitória brasileño.

Tras doce partidos, Bolivia ocupa el octavo y penúltimo puesto de la clasificación de las eliminatorias con nueve unidades.

Su meta es alcanzar el cuarto o quinto lugar, según adelantó el español Azkargorta.

EFE