23 de mayo de 2013 / 11:49 a.m.

Monterrey • Con múltiples heridas por arma blanca y golpes en diferentes partes del cuerpo terminó un trasnochador, luego de ser atacado con un picahielo para ser despojado de sus pertenencias, logrando los presuntos responsables darse a la fuga después del ataque.

El hecho fue reportado poco después de las 02:00 en las calles de Villagomez y Colón en el bar conocido como La Cueva del Oso, que permanecía abierto fuera de horario, según algunos testigos de los hechos.

En este lugar, paramédicos de la Cruz Roja metropolitana auxiliaron a Jesús Ramón Rodríguez Martínez de 34 años de edad, domiciliado en Unidad Comercial 117 de la colonia La Unidad en Escobedo.

El afectado, de acuerdo con el pre diagnóstico de los socorristas que lo auxiliaron, presentaba varias heridas por arma blanca en espalda y codo derecho, incluso tenía un trozo del arma blanca incrustado en la espalda, por lo que después de ser estabilizado fue llevado de emergencias al hospital Universitario.

Elementos de la Policía de Monterrey detuvieron a Jesús Medina Hernández de 34 años de edad, quien no proporcionó domicilio, sin embargo, sólo fue remitido por faltas al reglamento de policía y buen gobierno al comprobarse en el lugar que no participó en los hechos donde resultara lesionado Rodríguez Martínez.

Aunque de manera inicial se había señalado que el pleito se desató por una mujer, ya en la ambulancia y mientras era auxiliado, Rodríguez Martínez dijo que lo sujetos que lo atacaron lo intentaron despojar de sus pertenencias pero al oponer resistencia lo atacaron con el picahielo.

Varias unidades de la Policía de Monterrey realizaron labores de patrullaje en el sector en busca de los agresores, sin embargo no se logró detener a nadie relacionado a los hechos.

Ahora el afectado deberá declarar ante el delegado del Ministerio Público adscrito al hospital Universitario sobre los hechos, una vez que los médicos lo hayan atendido y consideren que puede presentar la denuncia correspondiente de los hechos, para que la Agencia Estatal de Investigaciones inicie con las pesquisas en este caso.

En tanto que el municipio de Monterrey deberá revisar los motivos por los cuales el bar permanecía abierto después de las 02:00, es decir después del horario establecido de cierre y en su caso sancionar el antro ubicado frente la central camionera.

ALBERTO VÁSQUEZ