2 de noviembre de 2013 / 02:05 a.m.

Robert Lewandowski anotó tres goles en la paliza de 6-1 que el Borussia Dortmund le propinó al Stuttgart el viernes, con lo que la escuadra se colocó en el primer lugar de la clasificación en la Bundesliga.

Dortmund comenzó fuerte pero los visitantes se fueron arriba a los 13 minutos cuando Karim Haggui conectó de cabeza el único tiro de esquina que tuvieron los visitantes.

Pero Sokratis logró la igualada seis minutos más tarde, también en remate de cabeza, y a las 23 Marco Reus concluyó una jugada individual para firmar el 2-1.

Reus acababa de fallar una oportunidad de oro creada por Henrikh Mkhitaryan pero el mediocampista alemán cometió un raro error tras deshacerse de dos defensores y luego tirar desviado de la meta.

Lewandowski decidió al juego al concretar en gol un pase de taco de Reus a los 54 y dos minutos más tarde después remató otra asistencia, esta vez de Mkhitaryan.

El atacante polaco anotó su noveno gol de la temporada al golpear un rebote a los 72 y dio el pase para el último tanto de Pierre-Emerick Aubameyang a los 81.

"Él quiere anotar goles, sin importar cuándo, sin importar dónde", dijo Juergen Klopp, quien el miércoles renovó su contrato para permanecer como técnico del Dortmund hasta 2018.

"En este momento me siento muy bien", dijo Lewandowski.

"En verdad fue una gran noche, no podría haber sido mejor", dijo el arquero del Dortmund Roman Weidenfeller quien completó su juego 300 en la Bundesliga.

Antes del descanso hubo una jugada polémica ya que Timo Werner, del Stuttgart, fue derribado dentro del área por Kevin Grosskreutz pero el árbitro Florian Meyer cambión de opinión y no marcó penal, aunque primero había señalado falta.

"Debimos haber igualado pero después creo que dejamos que cayeran los goles", dijo Werner. "No sabemos qué pasó".

La derrota del Stuttgart fue la primera en ocho juegos bajo el mando de Thomas Schneider.

"Necesitas un buen día para vencer al Dortmund y hoy no lo tuvimos", dijo Schneider.

Dortmund adelantó dos puntos al Bayern Munich, que visita al Hoffenheim el sábado.

Ap