13 de junio de 2013 / 09:11 p.m.

Veracruz • A pesar de que la nueva ley que entró en vigor en octubre del 2011 en Veracruz elimina la adopción simple entre particulares, y solo se puede dar un hijo en adopción a través del Consejo Técnico Estatal de Adopciones, que está bajo control el DIF estatal.

En Córdoba, el destino de un par de gemelos está en juego y pone en evidencia la flagrante violación a dicha ley.

Los gemelitos de menos de tres años de edad son reclamados por la madre biológica, quien niega haber cedido sus derechos, y por la pareja que adoptó a los pequeños desde hace ya más de un año, y que afirma haber seguido el procedimiento legal para convertirse en padres adoptivos.

En el asunto están involucrados un notario público, un agente ministerial y una abogada que fue el enlace entre la mamá biológica de los pequeños Elizabeth Hernández y los padres adoptivos Fernando Santos Poceros y Gloria Sánchez.

El pasado 10 de junio Elizabeth Hernández hizo público el caso ya que ha tratado de recuperar a sus hijos sin conseguirlo; ahora los pequeños han sido enviados a una casa hogar en Córdoba y están bajo el resguardo del DIF Municipal de esa ciudad.

El trámite o acuerdo de adopción se llevó a cabo mediante un contrato privado que desde hace más de 18 meses quedaron prohibidos en la entidad veracruzana, si no llevan el aval del Consejo Técnico Estatal de Adopciones.

La denuncia pública por el supuesto robo de los gemelos sacó a flote las violaciones a la Ley de Adopciones por parte de la madre biológica, los padres adoptivos, el notario público número 10 Francisco Montes de Oca y la abogada Aracely Falcón.

Según la madre biológica no sabe leer ni escribir y la abogada la hizo “firmar” un documento en abril del 2012, que pensó era un oficio para que le dieran medicina para los pequeños, que habían enfermado y ella no tenía dinero porque el padre de los pequeños los había abandonado.

La abogada Aracely Falcón llegó a su casa y ofreció ayudarla para la atención médica de los pequeños y luego de varios días la llevó ante el notario público donde firmó lo que resultó ser un contrato privado de adopción en el cual la misma Aracely aparece como testigo en el contrato a favor de la pareja formada por Fernando Santos Poceros y Gloria Sánchez, quienes desde hace un año son los padres adoptivos de los gemelos.

Elizabeth Hernández pide recuperar a sus pequeños y presenta denuncia en la Agencia Especializada en Responsabilidad Juvenil y Conciliación a cargo de Junuen Lagunes donde la pareja muestra el contrato privado de adopción certificado por la notaría 10 y que al no ser avalado por el Consejo Técnico de Adopciones carece de validez.

El DIF de Córdoba interviene y presenta denuncia en el Ministerio Público especializado.

ISABEL ZAMUDIO