20 de abril de 2013 / 04:06 p.m.

Monterrey • Alrededor de 400 establecimientos que expenden bebidas alcohólicas en Monterrey operan sin una licencia de alcoholes que en teoría debería emitir el Gobierno del Estado, reveló la alcaldesa de este municipio, Margarita Arellanes Cervantes.

A casi dos años de que entrara en vigor la actual Ley de Prevención y Combate al Abuso del Alcohol, que quitó a los municipios el control de las licencias para que lo acaparara el estado, la administración no ha cumplido con esta obligación.

La alcaldesa señaló que son aproximadamente 400 los negocios que operan únicamente con un documento que sólo sirve para demostrar que iniciaron un trámite para solicitar una licencia, esto sólo en Monterrey.

Al margen de que esto deja a los negocios con venta de alcohol en un limbo jurídico, también dificulta la labor de inspección del Ayuntamiento.

"Estamos hablando que son 400 licencias que faltan por expedir y esto dificulta el trabajo del municipio porque llegas al establecimiento, te presentan la anuencia municipal pero no estatal, pero te enseñan un papel una hoja amarilla que dice que están en trámite", explicó.

Arellanes dijo que ha insistido ante la Tesorería del Estado, que es la encargada de dicho trámite, para que terminé con el rezago y se aplique la ley.

"Nosotros lo que estamos haciendo es la anuencia municipal, también hemos perdido que ya se termine con el rezago que existe por parte del estado, porque es un trabajo compuesto", agregó

Dijo que por el momento no han obtenido una respuesta, pero en repetidas ocasiones se ha solicitado terminar con esto.

"Por escrito y por la Secretaria del Ayuntamiento, no nos han señalado cuál es el motivo pero sí hay un compromiso de terminar lo antes posible con esto", dijo la alcaldesa.

De mil establecimientos, a la fecha algunos se encuentran suspendidos por violar la ley, otros cuentan con multa.

"Estamos hablando de poco más de 20 establecimientos que han sido suspendidos por haber violentado esta ley y hay 70 con multas, de un total de más de mil lugares con venta de bebidas alcohólicas".

Señaló que esta cifra corresponde a todos los lugares que se dedican a la venta de bebidas embriagantes y no a un giro en específico.

ES NECESARIO REVISAR: PRI

La bancada del Partido Revolucionario Institucional en el Congreso del Estado reconoció que es necesario revisar el marco legal en cuanto a la regulación de la venta de bebidas alcohólicas y ajustarlo a la realidad actual.

El coordinador priista, Édgar Romo, indicó que revisarán el marco legal vigente en la materia para adecuarlo a las circunstancias actuales del área metropolitana de Monterrey.

La Ley de Prevención y Combate al Abuso del Alcohol que se aprobó en abril de 2011 quedó en letra muerta pues el Gobierno de Nuevo León no la ha aplicado como había propuesto ante la falta de un Comité de Evaluación de Trámites y Licencias.

La postura de Romo es menos radicar que la de algunos panistas que pretenden presentar una iniciativa para derogar esta legislación.

Romo descartó emitir una opinión definitiva al señalar que deben revisar bien el marco legal.

"Necesitamos revisar el marco legal para adecuarlo a las circunstancias actuales, esa es la siguiente tarea", dijo.

ZYNTIA VANEGAS