24 de marzo de 2014 / 04:25 p.m.

EU.- Ahora que los teléfonos, los relojes, las pulseras y hasta los coches son "inteligentes", quedan pocos mercados a los que añadir funciones y, de este modo, colocar esta etiqueta. Uno de ellos es el del hogar inteligente, que, en realidad, se refiere más bien a casas conectadas en las que se pueden realizar diversas tareas desde un móvil o tableta. Y en este sector acaba de llegar un nuevo producto: la bombilla avispada de LG.

Este dispositivo se conecta a través de WiFi y Bluetooth con los teléfonos y tabletas Android (versión 4.3 o superior) y iOS (6 en adelante) mediante la aplicación LG Smart Lighting. Con ella es posible controlar varias funciones, como un modo alarma que enciende la luz, el aviso de llamadas entrantes o hasta modos de seguridad para que parezca que una casa está ocupada. En el sistema operativo de Google también enciende y apaga las luces al ritmo de la música.

La bombilla inteligente de LG no es la primera de este estilo que llega al mercado, aunque sí una de las más asequibles (que no barata). Por el momento no hay noticias de sí llegará a todo el mundo o si se quedará en Corea, donde su precio será de 35.000 won (unos 32 dólares). Su duración es de unos 10 años a razón de 5 horas de uso al día.

Esto hace que la iluminación del hogar conectado ya comience a resultar económica. Hasta ahora había opciones como Lumen (que cuesta alrededor de 50 dólares y consiguió financiar una solución de iluminación profesional inteligente en Kickstarter) o Philips Hue (que se va hasta el entorno de los 80 dólares).

De todos modos, no es la primera incursión de LG en este mercado, pues la compañía también ha lanzado varios electrodomésticosque se pueden activar desde un smartphone.

AGENCIAS