OSCAR RODRÍGUEZ
13 de abril de 2013 / 10:48 p.m.

Oaxaca • El gobierno de Gabino Cué logró mediar para que pobladores liberaran al alcalde del municipio indígena de San Esteban Atatlauca, Camerino Bautista, que fue retenido dentro del palacio municipal, junto con un grupo de cuatro regidores, por desviar presuntamente poco más de 80 millones de pesos del ramo 28 y 33, destinado para el desarrollo de obras sociales y productivas.

La liberación del alcalde fue confirmada por el Secretario General de Gobierno del gobierno de Oaxaca, Jesús Martínez Alvárez, quien precisó que se logró firmar un acuerdo con los captores, habitantes y autoridades de las diferentes agencias municipales para definir un plan de ejecución de obras en sus demarcaciones.

Camerino Bautista fue encerrado en sus propias oficinas por mandato de la asamblea del pueblo, que le exigió su renuncia, luego de ser acusado de cometer una presunta malversación de recursos y la cancelación de aportaciones correspondientes a los ramos 28 y 33 a las agencias municipales.

Paralelamente, instalaron retenes en la carretera local, en la cabecera distrital y en las calles alrededor del Palacio Municipal, además de declararse en asamblea permanente.

Ante este panorama, la dependencia encargada de la política interna de Oaxaca estableció rutas de atención que coadyuvaran a la liberación pacífica y la salvaguarda de la integridad física de los retenidos.

Martínez Álvarez afirmó que se agotó el diálogo y la conciliación con los inconformes y se logró firmar una minuta de acuerdos, en las que se resalta como principal resolutivo permitir la liberación de las personas detenidas, ofreciendo el gobierno apoyar el proceso de auditoría en contra del municipal y buscar un proceso de reasignación de fondos para iniciar los trabajos y obras que están pendientes de ejecutar en las diferentes agencias municipales.

El edil retenido fue entregado por sus captores en la agencia municipal de Santo Tomás Ocotepec, donde personal y médicos adscritos a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) así como visitadores de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca(DDHPO) dieron fe pública de su buen estado de salud del alcalde y sus regidores.

En las mesas de interlocusión y mediación intervinieron la diputada del Partido del Trabajo (PT) Hita Ortiz Silva, y mandos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), además de comandantes de Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), y representantes de la DDHPO.