25 de mayo de 2013 / 09:58 p.m.

Monterrey.-   • Por las irregularidades que detectaron en la averiguación que les integraron, los magistrados del primer Tribunal Colegiado otorgaron el amparo y resolvieron auto de libertad a favor de los dos empleados del Instituto de Control Vehicular que faltaban por salir y que eran procesados por realizar supuestos trámites irregulares en la dependencia estatal.

Fue el juez primero penal de Monterrey quien dio cumplimiento a esa resolución y ordenó la libertad de Arnulfo Téllez Zavala y Mario Alberto Medrano Ramírez, quienes este sábado abandonaron el Cereso de Cadereyta.

Con la salida de estos dos funcionarios concluye el proceso que dicho juez inició en julio del 2012, cuando fueron consignados junto con Gildardo Pereo Hurtado, quien recuperó su libertad el pasado 11 de mayo.

Los tres fueron señalados por la Procuraduría de Justicia como presuntos culpables de delitos cometidos en la custodia de documentos y ejercicio indebido o abandono de funciones públicas, durante la administración de Pedro Morales Somohano.

Pero, al recibir el auto de formal prisión, con ayuda de su defensor particular, Efrén Zurbia, promovieron el amparo que, a principios de año, les concedió el juez primero de distrito y que pasó a revisión a dicho tribunal.

Finalmente, los magistrados federales descalificaron la averiguación que integró el fiscal, pues advirtieron que no se podía tomar en cuenta la supuesta confesión que habían hecho los acusados, porque al momento de comparecer declararon en relación a otro caso.

Redacción