9 de marzo de 2013 / 11:37 p.m.

Monterrey.-   • Los dos empleados que se quedaron encerrados en el interior del bar El Catrín, clausurado desde este mediodía por el Municipio regiomontano, pudieron salir del establecimiento.

Sin embargo, luego de que personal del área de Alcoholes municipal arribó a las 16:40 horas al negocio para retirar los sellos de clausura, dos individuos se acercaron al lugar y desmontaron la puerta de entrada, intentando impedir la clausura.

Finalmente, las autoridades municipales reinstalaron la puerta y volvieron a colocar los sellos de clausura, pero no hubo ningún detenido.

Una de las personas encerradas, la mujer, identificada solo como doña Elo, fue trasladada por la ambulancia de la Cruz Roja al Hospital San Vicente para una valoración médica.

El otro empleado fue identificado como Enrique Quintana, de 33 años de edad.

El área de comunicación social del Municipio regio informó que más tarde dará alguna postura sobre este hecho, mientras que el inspector no quiso dar alguna declaración al respecto.

Por el momento, aún se encuentran elementos de la Policía estatal y municipal en el bar.

MARILÚ OVIEDO