13 de febrero de 2013 / 08:18 p.m.

Chiapas • El líder indígena y secretario del ayuntamiento de Palenque, Jaime Cruz Díaz denunció que agentes de la procuraduría de Justicia, en forma ilegal lo detuvieron, lo golpearon, torturaron y lo obligaron a firmar documentos que desconoce su contenido, para posteriormente dejarlo abandonado en la madrugada cerca de las instalaciones de la fiscalía zona norte.

En el facebook del presidente municipal de Palenque, Cruz Díaz narra las siete horas de angustia que vivió al ser privado de su libertad, aparentemente por las propias autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado

El 11 de febrero del año en curso cuando serían las 17:00 horas salí de las oficinas de la presidencia municipal para dirigirse en compañía de dos funcionarios más, a una fonda que se encuentra aproximadamente a dos cuadras de la presidencia municipal con la intención de comer.

Cuando apenas nos encontrábamos en dicho lugar ordenando nuestros alimentos una mujer que se encontraba en las afueras del local me hizo señas y me dijo: ¿Ing. puede venir? porque lo que pensando que se trataba de un problema ciudadano de inmediato salí y fue en ese momento que me agarraron de los brazos y me jalaron y dos personas más de los que luego me percate que eran policías de investigación.

Y me subieron a una camioneta color arena Ford RAM por la parte de atrás; de inmediato se subieron estas personas y sin decirme nada ni el motivo de mi detención ni enseñarme documento alguno ni se identificaron como policías fui trasladado con dirección al municipio de Playas de Catazajá.

En el camino pregunte desesperadamente a dónde me llevaban y ellos respondiéndome el que iba conduciendo que era porque la ministerio publico requería mi presencia. Aproximadamente a las 5:45 de la tarde llegamos a Playas de Catazajá a las oficinas del ministerio público o de la agencia estatal de investigación, no puedo recordar con precisión.

Ingresáramos al lugar y de inmediato me pidieron que me quitara los zapatos, y los calcetines que fueron los que usaron para ponérmelos en mis ojos. Luego, con una venda comenzaron a enrollarme la cabeza a la altura de los ojos y me sentaron en una silla. Posteriormente con vendas nuevamente me amarraron mis manos al cuerpo para que no pudiera moverlas, dejándome en ese lugar quizá más de una hora sin decirme absolutamente nada.

Únicamente escuchaba voces de las cuatro personas que me detuvieron al principio, posteriormente me pusieron de pie y comenzaron a hacer que yo caminara en círculos tal vez querían marearme pasados unos diez minutos me llevaron hasta un lugar que recuerdo como que fuera el baño porque en ese lugar tomaron agua y comenzaron a mojar las vendas y me quitaron la ropa quedando solamente en ropa interior.

En todo momento me preguntaron sobre si yo había financiado un plantón. Como no respondía a sus preguntas como ellos querían me pusieron una bolsa con agua en la cabeza y me dijeron que en el momento que les fuera a responder moviera la cabeza como dando señas de que quería cooperar. Pero como me seguía negando me comenzaron a golpear uno de ellos comenzó a golpearme en el cuerpo a puñetazos y siguieron insistiendo e insistiendo hasta asfixiarme, nuevamente volvían a golpearme.

Aproximadamente una media hora soltaron mis brazos pero permanecí vendado de los ojos, luego entonces volvieron a vendarme otra vez los brazos y nuevamente una voz masculina me preguntaba que dijera la verdad que si el presidente había financiado el movimiento y les respondí que no sabía quiénes organizaban ese movimiento.

Luego entonces mientras respondía entre una pregunta y otra metían en mi cabeza una bolsa de plástico con agua y la jalaban tan fuerte al grado de sentir que me moría, también me preguntaron que si conocía a una persona de nombre Onésimo sin darme apellido y es respondí que no los conocía. Nuevamente metían en mi cabeza la bolsa de plástico y sin importarles lo que yo sentía continuaron haciéndolo una y otra vez.

Al final me llamaron donde quiero pensar que estaban redactando mi declaración, me acercaron al escritorio y esta persona que quiero pensar que era el ministerio público quien no se identificó comenzó a preguntarme nuevamente lo mismo que me había estado preguntando la persona que me estuvo torturando.

Me tomaron la declaración y me pidió que firmara mi declaración acercando en ese mismo momento las otras 3 personas para hacerme presión a que firmara mi declaración, le dije que por lo menos me regalara una copia o me permitiera leerla y esa misma persona me dijo que ya firmara rápido porque tenían que trasladarme a Palenque, por lo que comencé a firmarlas por temor a que nuevamente volviera a meterme al baño y me torturarán.

Para finalizar me subieron a bordo de una camioneta cerrada tipo Suburban de color negro, subiéndose el conductor y una persona atrás acompañándome y me trasladaron a las oficinas de la Fiscalía de Distrito Zona Selva, al llegar al lugar me baje y sin decirme nada comencé a caminar y al ver la presencia de una patrulla de un municipio, les pedí que me dieran un aventón a la presidencia municipal cuando serían aproximadamente la 1:40 de la mañana.

"Es mi deseo recalcar la actuación arbitraria en la que actuó el personal de la Fiscalía de Distrito Zona Selva, policías ministeriales quienes me detienen sin enseñarme ningún documento, la tortura de la que fui objeto, la brutalidad policiaca con la que fui tratado y mi necesidad de supervivencia por la que invente algunas cosas, la ausencia del Ministerio Público quien nunca estuvo en el lugar cuando empezó la tortura la astucia de la autoridad al cambiar a las personas que me torturaron y luego poner a otras para que rindieran mi declaración, y de esta manera no pudiera identificar la voz de las personas que me golpearon pero sí puedo identificar sin temor a equivocarme a la persona que desato las vendas y desato los puños y ese lugar en el que me tuvieron privado de la libertad sin poder hacer ninguna llamada telefónica sin alimentos y maltrato físico brutal violentando mis derechos y mis garantías individuales", indicó el secretario municipal.

"Pido a las personas que me escuchan que estos actos injustos con que actuó la Fiscalía de Distrito Zona Selva sean castigados a los responsables desde la persona que dio la instrucción para mi detención, así como todas las personas que intervinieron en mi detención a las cuales yo podría identificar por el sonido de su voz con el simple hecho de escucharlas unos segundos porque estos acontecimientos que hoy narro marcan mi vida" concluyó Cruz Díaz

JUAN DE DIOS GARCIA DAVISH