14 de marzo de 2013 / 01:48 a.m.

Al no encontrar evidencias de que quería apoderarse de uno de los bebés nacidos sino que sí había acudido a tomar fotografías a su nieta recién nacida, la dama fue liberada debido a que no cometió ningún delito.

 Monterrey.- • Al descartarse que haya incurrido en algún delito, la mujer detenida el pasado lunes por tomar fotos a recién nacidos en el hospital Materno-Infantil, fue liberada por el agente del Ministerio Público.

Las autoridades corroboraron que la acusada efectivamente trabaja como enfermera, pero para una agencia particular, y se encontraba en el nosocomio visitando a su hija y a su nieta que acababa de nacer.

Fue el fiscal investigador número 2 de Guadalupe, Benito Joel Hernández, quien ordenó la liberación de María de Jesús Segovia González, de 42 años.

Se estableció que Segovia González sí tomo fotografías en la zona de cuneros del nosocomio, pero únicamente a su nieta recién nacida.

Ella declaró en la fiscalía que, tras esperar varias horas a que le dieran información de sus seres queridos, decidió ingresar y buscar a su hija.

Tras encontrarla en una cama, la joven le indicó el lugar donde estaba la pequeña, por lo que se dirigió hacia ella y le tomó varias fotografías con su celular.

La señora, quien habita en la colonia Monteverde, en el municipio de Juárez, manifestó que al momento del arresto vestía prendas de enfermería porque de allí se iría a laborar para una agencia del ramo.

María de Jesús fue detenida alrededor de las 10:30 horas del lunes 11 de marzo en el interior del hospital estatal Materno-Infantil, ubicado en la colonia San Rafael, en Guadalupe.

Fueron elementos de la seguridad interna quienes la detectaron por medio de los monitores de circuito cerrado, cuando captada las fotografías.

Al suponer que la mujer tenía la intención de apoderarse de uno de los bebés, los guardias solicitaron la intervención de la Policía Municipal, cuyos oficiales la turnaron ante el juez calificador.

La autoridad de primera instancia le dio vista a la agencia del Ministerio Público, pero el fiscal no encontró evidencias de culpa en contra de la enfermera y ordenó su liberación.

AGUSTÍN MARTÍNEZ