14 de junio de 2013 / 11:43 a.m.

Apodaca • Otros tres ex celadores del Cereso de Apodaca procesados por su presunta participación en el homicidio de 44 reos y la fuga de otros 37, abandonaron el penal del Topo Chico al recibir auto de libertad por parte de la juez tercero penal de San Nicolás.

A un año de haber sido detenidos, Javier Luna Jiménez, José Luis Martínez Lozano y Saúl Federico Ramos Morín, finalmente fueron absueltos de evasión de presos y delitos cometidos en la administración y procuración de justicia.

La juzgadora emitió una nueva resolución después de que los ex empleados ganaron un amparo para efectos que les concedieron los magistrados del Primer Tribunal Colegiado.

Los funcionarios federales resolvieron que debían desahogarse varias diligencias solicitadas por dichos acusados, para que se emitiera una nueva resolución en el proceso que les seguían.

Tras desahogar las pruebas solicitadas, entre las que se encontraban las declaraciones de los elementos de la Agencia Estatal que los capturaron y los careos con ellos.

Finalmente, la juzgadora consideró que no se acreditaba su responsabilidad, porque además, cuando fueron detenidos nunca confesaron su participación en la fuga masiva de reos que se registró la madrugada del 19 de febrero del año pasado.

Por lo que ordenó su inmediata libertad y dio por concluido el expediente.

Con la libertad de Javier Luna, José Luis y Saúl Federico suman en total 10 los ex empleados del reclusorio que han sido exculpados del hecho violento, pero otros 10 continúan presos enfrentando una causa criminal como responsables de ese acontecimiento.

REDACCIÓN