5 de febrero de 2013 / 02:02 a.m.

Las personas fueron capturadas el pasado 13 d enero por presuntos vínculos con el crimen organizado. Ante la resolución, los miembros de Antorcha levantaron el plantón que mantenían instalado en el Palacio de Gobierno.

 Guerrero • Los tres antorchistas detenidos por la Policía Civil y Popular (PCP) la madrugada del 13 de enero recuperaron su libertad y se presentaron este lunes en la entrada principal de Palacio de Gobierno, por lo que de inmediato se levantó el plantón que se instaló por espacio de una semana.

El señor José Maximino Rodríguez y sus dos hijos; Luis y Javier Maximino García, todos originarios de San José Amoltepec fueron detenidos la madrugada del 13 de enero por presuntos vínculos con el crimen organizado, según informó la PCP en un comunicado emitido el 14 del mismo mes.

En conferencia de prensa realizada fuera del Palacio de Gobierno, el dirigente de Antorcha Campesina (AC) en Guerrero, José Juan Bautista Hernández informó que sus compañeros fueron presentados ante los medios de comunicación para que se atestiguara que fueron víctimas del uso político del problema de la inseguridad.

El dirigente aseguró que la liberación se dio casi de manera secreta, sin explicar los argumentos bajo los que se determinó exculparlos del señalamiento tan grave que se les imputó, tener relaciones con el crimen organizado.

“Nosotros no estamos enterados quienes fueron los que liberaron a los compañeros, no sé a que acuerdos llegaron con el Gobierno, hasta el momento no hemos sido informados y los compañeros fueron sacados este domingo de El Paraíso (municipio de Ayutla), lugar donde permanecieron detenidos y posteriormente los trasladaron a Temalacatzingo (en Olinalá) para finalmente liberarlos”, explicó.

José Maximino Rodríguez uno de los liberados afirmó que durante su cautiverio, los elementos de la PCP los obligaban a realizar trabajos forzados, que al liberarlos le advirtieron que no dijeran nada, de lo contrario los volvieran a detener.

Relató: “El domingo llegó la policía y nos dijo que nos teníamos que ir de El Paraiso, ya en Temalacatzingo nos liberaron; ahí se encontraba el presidente de Olinalá y platicó con la fuerza de autodefensa, quienes confirmaron que ya estábamos libres”.

Los tres mostraron las huellas de los golpes que les propinaron la noche en que fueron capturados, además, aseguraron que los antorchistas ya interpusieron una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) por el delito de privación ilegal de la libertad.

Tras la conferencia de dirigentes y detenidos, los integrantes del movimiento antorchista levantaron el plantón que mantenían en el acceso principal del Palacio de Gobierno y regresaron a sus lugares de origen.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN