Quadratín 
16 de junio de 2013 / 02:56 a.m.

 

Michoacán de Ocampo • Liberaron 16 millones de tortugas marinas en Michoacán

Michoacán continua siendo una entidad donde se logra la reproducción de tortuga marina de manera significativa en el país, y durante la temporada 2012-2013 que acaba de concluir, se alcanzó una liberación de 16 millones 389 mil 52 crías, lo cual podría considerarse una cifra récord para el estado.

De acuerdo a un comunicado de prensa, en los trabajos de protección de nidos y huevos, participaron de manera coordinada personal de la Comisión Estatal de Pesca, Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Marina, Profepa, UMSNH, Ayuntamientos y voluntarios organizados.

El titular de la COMPESCA, José Raúl Gutiérrez Durán, informó lo anterior y ponderó la suma de esfuerzos, planificación y trabajo de los diversos ámbitos de gobierno para lograr estos avances.

Dijo que el compromiso de la presente administración estatal por conservar especies en peligro de extinción es una constante, y en esta tarea no hay marcha atrás. Se dice que México es el país de las tortugas marinas, pues la diversidad de ambientes costeros y la riqueza de nuestros litorales ofrecen condiciones ideales para su alimentación, descanso y reproducción, refirió.

Resaltó que de las 8 especies de tortugas marinas que existen en el mundo, siete anidan en playas mexicanas y tres de ellas Lepidochelys olivacea (Golfina), Chelonia agassizii (Negra) y Dermochelys coriacea (Laúd) en Michoacán, catalogadas en peligro de extinción según la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.

Precisó que estas especies se encuentran listadas debido a que en diferentes grados sus poblaciones han declinado como resultado del efecto de diversas actividades humanas.

Las tortugas han sido históricamente utilizadas por el hombre, sus huevos consumidos o utilizados como afrodisiacos, su aceite utilizado como lubricante e ingrediente de cosméticos, y los escudos del caparazón usados para la elaboración de piezas de joyería, resaltó.

Aunque la explotación de las tortugas y sus nidos han sido y permanece siendo la causa principal del declive de sus poblaciones, la degradación física y ecológica de los hábitats de anidamiento, la perturbación del proceso de anidamiento por la presencia humana, la contaminación del ambiente marino y la captura de tortugas en actividades pesqueras dirigidas a otras especies, son factores adicionales que en los últimos 30 años han cobrado relevancia especial como factores que han contribuido a la disminución de las poblaciones, estableció.

Gutiérrez Durán dijo que la cosecha ilegal de nidos de tortuga marina era una práctica común en la costa michoacana hasta 1980, cuando se iniciaron los proyectos de conservación en algunas de las playas más importantes de anidamiento como Mexiquillo, Colola y Maruata.