23 de febrero de 2013 / 05:21 p.m.

Monterrey • Los 15 policías de Apodaca que se encontraban retenidos en la Agencia Estatal de Investigaciones quedaron en libertad debido a que no se les comprobó alguna relación con el asesinato del comandante de la Policía Ministerial, Gustavo Gerardo Garza Saucedo, quien fuera asesinado afuera de su domicilio el martes 19 de Febrero.

Los elementos salieron al filo de las 18.00 horas, por lo que se reintegraron a las actividades laborales en la guardia nocturna de la Policía de este municipio, una vez que fueron interrogados en las instalaciones de la Policía Ministerial.

Se trata de 15 agentes municipales que llegaron minutos después de que se reportó la muerte del detective la madrugada del martes en la colonia Hacienda del Carmen en Apodaca.

Cabe recordar que cuando ocurrió el lamentable suceso, Garza Saucedo arribó poco después de la 1 de la mañana del pasado martes a su vivienda y al bajar de su camioneta blindada es que recibió por la espalda un disparo calibre 50 de una arma conocida como Barret, que fue accionada por un francotirador desde un terreno aledaño al fraccionamiento donde habitaba el detective de la Agencia Estatal de Investigaciones.

Los elementos ministeriales fueron citados a declarar ya que, de acuerdo a los GPS instalados en las granaderas, presuntamente dos de esas cuatro patrullas estuvieron estacionadas en un centro comercial cercano al lugar en donde fue victimado el agente ministerial.

Aunque no se reveló el resultado de las investigaciones, la totalidad de los 15 efectivos de la Policía de Apodaca ya se incorporaron a sus labores tras rendir sus declaraciones.

LORENZO ENCINAS