25 de mayo de 2013 / 03:30 a.m.

Monterrey.- • Los maestros que utilizan la violencia para oponerse a la reforma educativa son unos cuantos, pues incluso en los estados de Guerrero y Michoacán, la inmensa mayoría se mantiene en las aulas y la lucha se está realizando mediante el dialogo, señaló el dirigente nacional del Sindicato magisterial, Juan Díaz de la Torre, quien no descartó infiltrado ajenos al gremio en esas acciones.

En su visita a Monterrey, el dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, recalcó que hay claridad entre los mentores en cuando al contenido de la reforma, saben que representa la oportunidad de mejorar la calidad de la educación, y quienes están creando conflictos, son pocos.

En Guerrero, por ejemplo, son 78 mil maestros, de los que muy pocos andan en disturbios."De los cuales cuando menos unos 74 mil están cumpliendo con su responsabilidad todos los días, los compañeros que no lo están haciendo, que son una absoluta minoría.

La dirigencia nacional del SNTE no los respalda, aclaró, y los exhortó a plantar su inconformidad de una manera pacífica, y sin violentar el derecho de terceros.

El líder magisterial hizo un llamado a sus colegas para que entren en el dialogo, y que las acciones de protesta no pongan en riesgo la educación de los niños, ni la imagen de los maestros, pues ante el mundo, dan la impresión de que todos los maestros mexicanos son igual, aunque aceptó que deben existir infiltrados.

FRANCISCO ZÚÑIGA