3 de julio de 2013 / 10:39 p.m.

Monterrey.- • Si bien el líder de la Federación Nacional de Sindicatos Independientes, Jacinto Padilla Valdés, tiene derecho a seguir laborando hasta que se le dicte sentencia, moralmente debería separarse de su cargo mientras está en la cárcel, al menos así lo consideró el director de Renace ABP, Martín Carlos Sánchez Bocanegra.

Milenio Monterrey, publicó que el líder de la FNSI es acusado de tener vínculos con el crimen organizado, del mal manejo de fondos de los trabajadores y de utilizar a personas para "trabajos sucios", según declaraciones de un ex colaborador.

El abogado de profesión y director de Renace ABP, indicó que si se respetara la presunción de inocencia, el líder sindical, quien se encuentra en un penal de Chihuahua, estaría en libertad.

"Cuando la persona está en proceso para ser detenida debería seguir en libertad, incluso si respetamos la presunción de inocencia, puede seguir con su vida y trabajando, el asunto es cuando lo sentencian y lo encuentran culpable", señaló.

Debido a que Padilla Valdés continúa siendo el titular de la organización, Sánchez Bocanegra consideró que debería enfocarse a la conclusión de su proceso penal antes de desempeñar cualquier otra actividad.

"Aún así es muy lamentable que cuando una persona está detenida, pueda seguir dirigiendo una institución sindical o incluso tomando decisiones o firmando, puesto que debe enfocarse a terminar con su proceso, y al sindicato el daño que le provoca una persona que está detenida pues debería de distanciarse para seguir con su vida sindical, lo recomendable sería un suplente que tomara sus funciones mientras él termina su proceso", mencionó.

Respecto a los familiares de las víctimas que se involucran con el proceso legal después de la denuncia de desaparición, indicó que cada vez hay más participación por parte de las autoridades y se reconocen más sus derechos.

"Ahorita va bien, pero todavía son delitos que no han puesto a prueba, hasta que no tengamos el delito de homicidio y de alto impacto, podrá ser revisado completamente, ahorita está funcionando", señaló.

Mientras al líder sindical se le sigue un proceso penal, los trámites administrativos de la FNSI continúan su curso como si nada hubiera pasado.

SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS