31 de diciembre de 2013 / 12:35 a.m.

Una vez más el fútbol y la solidaridad han ido de la mano con la celebración en el Santiago Bernabéu del encuentro "Champions for life", una fiesta del deporte rey que midió a dos equipos, uno del Este y otro del Oeste, y que ha contado con el apoyo de más de 42.000 espectadores desde las gradas.

Los asistentes han participado de un espectáculo que perseguía recaudar para UNICEF la mayor cantidad de dinero posible con el objetivo de ayudar a las víctimas del tifón Haiyán, que asoló Filipinas el pasado mes de noviembre.

La cifra obtenida procedente de diversas fuentes de ingresos se ha elevado hasta los 550.000 euros.

En lo deportivo, el partido se dividió en tres duelos parciales de treinta minutos cada uno, sumándose al final el cómputo total de los goles. Ningún futbolista repitió en el once titular, por lo que se vieron hasta seis alineaciones diferentes, tres por equipo.

El primer enfrentamiento se saldó con empate a dos. El centrocampista del Celta Álex López y el punta del Alcorcón Quini marcaron para el oeste desde fuera del área mientras que en el este vieron puerta los portugueses del Espanyol y el Valencia, Pizzi y Hélder Postiga. Hubo además detalles interesantes, como la pareja de centrales que formaron los internacionales Sergio Ramos e Íñigo Martínez.

Durante los segundos treinta minutos el este cobró ventaja gracias a su victoria por 3-1. El jugador del Villarreal Tomás Pina marcó primero y aunque el punta de la Ponferradina Yuri puso el empate; Brahimi (Granada) y Ayoze (Tenerife) aumentaron la renta para el plantel que vestía de azul.

En el tercer y último partido, el equipo dirigido por Paco Jémez consiguió remontar pronto el resultado. En apenas diez minutos Cedrick, Sarabia y Morata con un gol de tijera que fue uno de los mejores gestos técnicos de la noche pusieron por delante a los suyos 6-5.

Finalmente sería el conjunto del Este quien lograría el triunfo por 6-8 gracias a dos dianas más del futbolista de Las Palmas Nauzet Alemán, autor del único doblete, y otra del delantero del Almería Jonathan Zongo. 

AGENCIAS