23 de marzo de 2013 / 05:25 p.m.

Monterrey  • La propuesta de la bancada panista en el Congreso del Estado para poner candados a la deuda de los organismos descentralizados iría en contra del desarrollo de estas dependencias y del propio estado, afirmó Rodolfo Gómez Acosta, titular de la Secretaría de Finanzas.

El tesorero estatal rechazó cualquier posibilidad que reste margen de maniobra a estos órganos oficiales.

“Nosotros estamos de acuerdo en límites y establecer principios y disposiciones razonables para un esquema de manejo responsable de la deuda de los estados.

"“Sin embargo creo que en cualquier definición que se tome en donde se le reste capacidad de margen de maniobra a las entidades paraestatales que tienen su propia capacidad para contraer deuda, eso iría en contra del sano desarrollo y del sano cumplimiento del programa estratégico de esos organismos”", mencionó.

En entrevista posterior a una conferencia organizada por la Academia de Derecho Fiscal de Nuevo León, dijo que el tema debe ser evaluado y llevado sobre porcentajes globales, principios y lineamientos de responsabilidad y claridad para el mercado.

“"Creo que no habría mucha lógica, yo creo que el tema de la deuda tiene que ser llevado más bien sobre porcentajes globales”", manifestó el funcionario.

MILENIO Monterrey publicó el viernes que la bancada panista retomará la iniciativa de modificación a la Ley de de Administración financiera del estado para poner candados sobre el financiamiento de los organismos descentralizados.

En su discurso ante unos 30 especialistas, el tesorero habló sobre el programa de Ordenamiento y Fortalecimiento Integral de las Finanzas Públicas de Nuevo León (POFIF).

En ese sentido, el secretario de Finanzas mencionó que la meta que tienen de ahorros es por 3 mil 600 millones de pesos, de los cuales se han conseguido mil 225 millones de pesos al 5 de marzo de este año, debido a la depuración de inversión, baja de personal y ajuste de sueldos.

APLAZAN REESTRUCTURA

Respecto al refinanciamiento a la deuda de Nuevo León, el tesorero dijo que se concretará en junio de este año, aunque el plan era en el primer trimestre.

El retraso obedece principalmente al cambio de administración de Banobras, un acreedor importante dentro de su deuda directa, explicó.

"“Queríamos terminar en el primer trimestre, lo que pasas es que con el cambio de administración de Banobras nos trastocó un poquito pero esperamos que para junio podamos estar listos y formalizar este tema, esto nos alivia”".

Dijo que el refinanciamiento es por alrededor de 35 mil millones de pesos, y descartó que haya una intención de adquirir más deuda o aumentar impuestos.

"“Ahorita no estamos analizando esto, lo que estamos muy pendiente de lo que ya tenemos establecido en la Ley de Ingresos o el tema correspondiente a la reforma hacendaria federal y cómo podemos posicionar a Nuevo León en materia tributaria”".

 ALEJANDRA MENDOZA