31 de mayo de 2013 / 06:57 p.m.

El gasoducto que unirá la frontera con el Bajío prácticamente está a punto de iniciar su construcción, y con ello debe darse los elementos para que Linares se convierta en un polo de desarrollo para todo el sur del Estado, señaló el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, durante su gira por ese municipio.

Dijo que en los últimos años han estado trabajando para que este municipio reúna los factores que atraigan a los inversionistas, como son la instalaciones de universidades y escuela técnicas para producir la mano de obra y la mentefactura que requieren las empresas, así como la construcción de hospitales y accesibilidad necesaria.

De hecho, aseguró que en el Aeropuerto que se construirá se solicitó que la pista fuera mayor a dos kilómetros para permitir el aterrizaje de aviones grandes, que seguramente llegarán en un futuro, y con esto impulsar el desarrollo no sólo del municipio de Linares, sino de los siete municipios del sur del Estado.

— FRANCISCO ZÚÑIGA