7 de junio de 2013 / 12:56 p.m.

 

 

Monterrey • Las personas que participaron en el ataque de tres presuntos delincuentes, a uno de los cuales lincharon al arrojarlos a un barranco de unos 12 metros de profundidad en lo alto de la colonia Independencia, podrían haber incurrido en el delito de homicidio calificado por el cual alcanzarían una pena de hasta 50 años de prisión.

Sin embargo, hasta ayer, los elementos del grupo de Homicidios no habían logrado capturar a ninguno de los participantes en la muerte de Ángel Camilo Nava Maldonado, de 32 años de edad.

Pereció a consecuencia de las lesiones que se causó al caer al precipicio y las que le causaron, por lo menos, unos 80 residentes del sector, quienes tras agredirlo lo lanzaron al barranco.

Los presuntos responsables, que aparentemente actuaron desesperados por los constantes ataques y extorsiones de los que están siendo víctimas sin que ninguna autoridad intervenga, también agredieron a Jonathan Raúl Pérez Martínez, de 21 años de edad, y Jonathan Alán Vázquez Espinoza, de 17.

Pero ellos sólo resultaron heridos, no presentaron ninguna denuncia y tras recibir atención médica abandonaron el hospital Universitario, a donde fueron trasladados el día de los hechos.

De acuerdo a la Agencia Estatal de Investigaciones, el día de los hechos, el occiso y sus dos cómplices llegaron encapuchados a un domicilio de la mencionada colonia, donde comenzaron a agredir a los moradores. Uno de los afectados logró descubrir el rostro de uno de ellos y comenzó a agredirlos.

Al lugar arribaron elementos de la Policía Federal, quienes lograron someter a los tres presuntos delincuentes, pero los vecinos de la familia afectada se unieron y entre todos agredieron a los sujetos.

Redacción