19 de agosto de 2013 / 04:05 p.m.

NUEVA YORK • Lindsay Lohan dice que esta vez las cosas serán diferentes.

En una entrevista transmitida el domingo en un programa de Oprah Winfrey, la problemática actriz declaró que este, su sexto periodo en terapia por abuso de sustancias, la puso en el camino de la recuperación.

Lohan dijo que está ahora en un "espacio mental distinto" y prometió mantenerse "lúcida y concentrada".

"Me siento totalmente nueva", dijo Lohan, "y tengo tal deseo de mantener esta sensación y quedarme así, que estoy dispuesta a hacer lo que sea".

La actriz reconoció una adicción al alcohol, la cual "en el pasado fue puerta de entrada a otras cosas para mí", pero no dio detalles más allá de hablar "que solo tomó cocaína 10 o 15 veces".

También aseguró que llegó a "querer" ir a la cárcel para encontrar "algo de paz" en 2010.

"Extrañamente, al estar en plena adicción y tener todo ese caos alrededor, en algún lugar dentro de mí sabía que quería ir a la cárcel. Fue un modo de encontrar algo de paz y no tener otra opción que sentarme y esperar", afirmó Lohan en el programa "Oprah's Next Chapter".

Cuando Winfrey le preguntó si podrá enderezar su vida esta vez, Lohan respondió sin dudar: "Sí".

Lohan, de 27 años, completó en julio su último internamiento ordenado por la corte para recibir terapia de rehabilitación. Debe continuar con su tratamiento hasta finales del próximo año.

 — AGENCIAS