11 de febrero de 2013 / 01:55 p.m.

La Secretaría de Obras y Servicios condicionó a la empresa que construirá el carril confinado la Línea 5 del Metrobús a que use asfalto reforzado de alta resistencia, cuya durabilidad es de 20 años. Las otras cuatro rutas están construidas con concreto asfáltico.

El pavimento saldrá de la planta de asfalto que tiene el Gobierno del Distrito Federal y entre los beneficios que ofrece es el mantenimiento, ya que las reparaciones que requiere son menores en cuanto a tiempo y costos.

Dicho carril confinado tendrá cuatro capas que conforman la mezcla de asfaltos, misma que medirá 62 centímetros de profundidad y 3.50 metros de ancho, cuya flexibilidad y soporte es de 30 toneladas.

La primera capa es la de transición y está compuesta de grava y tepetate, cuyo espesor es de 30 centímetros.

Mientras que la segunda es la carpeta absorbente de tensión, compuesta de materiales pétreos y cemento asfáltico con una altura de 10 centímetros, cuyo objetivo es el de mitigar el agrietamiento por el uso.

La siguiente lleva un espesor de 18 centímetros y es conocida como carpeta asfáltica de alto módulo, que combina las características de estabilidad y durabilidad, y soporta los esfuerzos generados por las cargas del tráfico a diferencia de las mezclas convencionales.

La cuarta es capa de rodamiento, conocida como SMA (Stone Mastic Asphalt, por sus siglas en inglés), la cual se construye mediante el tendido y compactación de una mezcla de materiales pétreos y cemento asfáltico, ofrece una superficie de rodamiento cómoda, segura, uniforme, impermeable y resistente al derrape.

El espesor es de cuatro centímetros y desempeña la función estructural de soportar y resistir deformaciones permanentes, fatiga y tener mayor resistencia a los agentes ambientales.

El secretario de Obras y Servicios, Luis Alberto Rábago, señaló que los tipos de asfalto también son una opción de resistencia y durabilidad.

"“Hay asfaltos para todo tipo y la reducción de no poner concreto nos permitirá también ahorrar en gastos, porque el concreto es más caro"”, señaló Rábago.

El concreto hidráulico es un material que fue necesario en las otras líneas del Metrobús, que con mantenimiento ofrece durabilidad y resistencia, pero no se puede aplicar en todo tipo de terreno y el Eje 3 Oriente se registra hundimientos diferenciales, por lo que el asfalto es la mejor opción.

— ILICH VALDEZ