20 de mayo de 2013 / 12:48 p.m.

Monterrey  • La Línea 3 del Metro sacará de circulación al 80 por ciento de las unidades del transporte público que transitan sobre su derecho de vía, con lo cual contempla dejar sólo 52 de los 249 camiones que circulan por el tramo actualmente.

Estas unidades se reparten entre 17 rutas camioneras actualmente existentes que circulan por Monterrey, San Nicolás y Apodaca a lo largo del trayecto de lo que será la Línea 3 del Metro y que una vez concluida la obra, se supone pasarán a ser alimentadoras.

Como había adelantado MILENIO Monterrey durante febrero, el análisis costo-beneficio de la Línea 3 del Sistema de Transporte Colectivo Metrorrey Marcroplaza-Apodaca, confirma que la ampliación de la red implica una reestructura en las líneas del transporte público que circula por la zona.

La intención es evitar que ambas opciones de transporte de pasajeros compitan entre sí, como sucede actualmente en algunospuntos de la Línea 1.

“Se deberá reestructurar la operación de las rutas actuales existentes, puesto que deseablemente no existiría convivencia de otros servicios de transporte público sobre el corredor L3. Se pretende que existan servicios de Transmetro al Sistema”, dice el documento en su página 101.

En ese sentido, el proyecto de reestructura implica que las rutas de camiones que actualmente circulan por Félix U. Gómez, donde se ubicará el viaducto elevado del Metro, así como aquellas por donde pasará el Transmetro, sean ajustadas en sus recorridos.

Ya con la Línea 3 en operación, estas rutas camioneras pasarán a ser únicamente alimentadoras del Metro, que pasaría a tener la exclusividad de este trayecto.

Esto incluye a las avenidas Diego Díaz de Berlanga, en San Nicolás de los Garza; así como Adolfo López Mateos, rumbo al casco del municipio de Apodaca.

El documento indica que serán sólo 52 camiones, con capacidad de 70 pasajeros cada uno, los que alimentarán a las terminales ya destinadas.

Las rutas 105 en sus versiones Apodaca-Nuevo Apodaca- Centro, Pueblo Nuevo y Misión de Huinalá, se quedarán con 6 unidades que alimentarán la terminal uno.

Ahí llegarán también las rutas 211 York y San Miguel, así como la 322 Nogalar.

Las rutas 117, en sus versiones Abastos, Guerrero y Directo, tendrían 10 camiones que seguirían su ruta normal en las colonias pero terminarían en la terminal número dos.

A esta misma también llegaría la ruta 122 Estancia Vidrio, Noria y Pueblo Nuevo con 12 carros.

A la terminal tres llegarían la ruta 325 Fomerrey 11 –Matamoros y tendrá 2 unidades, además de algunos carros de las rutas 122 Estancia Vidrio y la 324.

El mismo documento insiste en que la intención encontrar un esquema complementario entre los diferentes sistemas de transporte público en el corredor Félix U. Gómez, donde correrá la Línea 3.

“La alimentación se realizó en un escenario de reestructuración de las rutas actuales, modificándose para operar en los tres corredores complementarios en Félix U. Gómez únicamente como troncales y/o alimentadoras.

“En términos de modelación los servicios actuales se incluyeron activando en la asignación los servicios con sus características de operación actuales”, afirman.

La Línea 3 comenzará donde actualmente termina la Línea 2, en Padre Mier y Zuazua, para llegar de forma subterránea hasta Constitución y después elevarse en Félix U. Gómez con rumbo hacia San Nicolás de los Garza.

ClavesVienen cambios

Los 249 camiones urbanos cuyos recorridos serán reestructurados corresponden a 17 rutas urbanas que operan a lo largo de lo que será el trayecto de la Línea 3 del Metro.

Las avenidas que buscarán despejar de transporte público son Félix U. Gómez, Diego Díaz de Berlanga y Adolfo López Mateos, en Monterrey, San Nicolás y Apodaca.

La intención es que las rutas del transporte público no compitan con el trazo del Metro, como actualmente sucede en la Línea 1.

De este modo, los autobuses únicamente cumplirán con la labor de alimentar tanto el Metro como el Transmetro en sus diferentes estaciones en los tres municipios, según el plan.

Daniela Mendoza