ERICK OROZCO
18 de agosto de 2013 / 01:55 p.m.

Monterrey • El desplazamiento de los teléfonos públicos tiene su explicación en el crecimiento de líneas móviles no sólo en Nuevo León, sino en todo el país.

 

Según la última Encuesta sobre la Disponibilidad y Uso de la Tecnología de la Información y Comunicaciones en los Hogares realizada por el INEGI en 2011, 6 de cada 10 nuevoleoneses tienen un celular, lo que ubica al estado en la posición 8 a nivel nacional.

 

Adicional a ello, la facilidad para la recarga de saldo en los teléfonos prepago, que pueden hacerse en tiendas de conveniencia, departamentales e incluso cajeros electrónicas y por sumas que van desde los 10 hasta los mil pesos, dependiendo de la compañía, ha hecho más atractivo el móvil.

La muestra señala que en los estados de Baja California Sur, Quintana Roo, Sonora, Tamaulipas y Baja California dos de cada tres habitantes usan el teléfono celular.

 

En el país el 11 por ciento de los hogares tienen sólo teléfono fijo, el 47 por ciento ambos servicios y el 42 por ciento sólo celular.

 

Un estudio reciente realizado por The Competitive Intelligence Unit asegura que en México hay 86.9 líneas por cada 100 habitantes, de las cuales, 85.2 por ciento pertenece al sistema de prepago y sólo 14.8 por ciento al esquema de renta mensual.

Estos datos vaticinan la disminución paulatina de las cabinas telefónicas en las esquinas o en los espacios públicos, sin embargo existen aún más cifras que pueden precipitar un completo desuso de estos aparatos.

Durante el primer trimestre de 2013, el Índice de Producción del Sector Telecomunicaciones, registró un incremento de 12.5 por ciento con relación al mismo trimestre de 2012.

 

Sólo en 2012 la telefonía móvil en México generó 240 mil 377, lo que representa un incremento de 8.6 por ciento respecto a 2011.