2 de abril de 2013 / 08:33 p.m.

Messi definió magistralmente a los 38 minutos. Tras recibir un pase cruzado de Daniel Alves por la derecha, el delantero argentino dejó correr la pelota unos metros y desde un ángulo oblicuo sacó un zurdazo letal al segundo palo.

Messi estaba sangrando en la rodilla izquierdo en el momento del gol. Poco después se le vio al costado de la cancha tomándose de la pierna

Cesc Fábregas entró en su lugar en el segundo tiempo.

Ap