14 de junio de 2013 / 05:08 p.m.

La FIFA probó por primera vez la tecnología en diciembre en el Mundial de Clubes en Japón, donde utilizó dos sistemas: una a base de una pelota con un chip y sensores magnéticos, y otro que utiliza cámaras para detectar si el balón cruzó la línea de gol.

Ahora sólo se usará el sistema que usa 14 cámaras para detectar la posición de la pelota en el arco, dijo Thierry Weil, director de mercadeo del organismo rector del fútbol mundial.

Weil dijo que la FIFA quedó más satisfecha con el sistema de cámaras, y será utilizado en la Confederaciones y el Mundial del próximo año en Brasil.

"Es algo que mucha gente y aficionados han estado esperando para ayudar al juego", dijo Weil en una rueda de prensa. "Hoy exitosamente podemos reportar que será usada en las sedes y en todos los juegos".

"Esto es un apoyo, no queremos que los árbitros sean robots, sólo queremos apoyarlos porque el ojo humano sólo puede captar 14 imágenes por segundo y esta tecnología puede 500", agregó Weil. "Ni con cuatro o cinco árbitros, o los que sean, podríamos igualar esto".

Weil aclaró que la tecnología no es de repetición instantánea. Funciona con 14 cámaras que determinan si la pelota cruzó la línea de gol y le mandan una señal al árbitro, que utiliza un reloj especial que le indica, por medio de una vibración y de un texto, si un gol fue válido.

"El software que usamos calcula dónde estará la pelota, incluso si la tapa un portero u otro jugador, nosotros sabemos dónde está y eso no lo sabríamos con una repetición de video", añadió el dirigente. "Incluso una repetición de televisión, dependiendo de su ángulo, puede ser imperfecta, la belleza es que este sistema no cambia el arbitraje, sólo lo apoya".

Dijo que a partir de ahora estará presente en todas las competiciones avaladas por FIFA. El uso en las ligas del mundo dependerá de la federación de cada país, lo mismo que su uso en las eliminatorias mundialistas.

Weil afirmó que el sistema no le resta autonomía a los árbitros porque la decisión final es de ellos.

"Nosotros ya les explicamos a los árbitros que tienen que seguir concentrados, porque si la pelota está claramente fuera, aunque el sistema diga otra, cosa, él tiene que tomar la decisión correcta", dijo Massimo Busacca, jefe de árbitros de la FIFA.

El uso de la tecnología ha sido criticado, entre otros, por Pierre Luigi Colina, quien es el jefe de árbitros de la UEFA, quien asegura que sería mejor utilizar más árbitros.

"Yo lo veo como el piloto automático de los aviones, está ahí, es una herramienta, pero a final del día es el piloto el responsable de asegurar que el aterrizaje sea el correcto", agregó Weil."Se puede usar, pero no es obligatorio, si alguien no lo quiere usar no lo usa".

Busacca señaló que los árbitros que estarán dirigiendo en la Copa Confederaciones fueron ya entrenados en el uso del sistema y espera que no haya problemas con su aplicación.

"Hicimos experimentos ayer en el estadio, porque es importante que ellos estén cómodos y que sepan que se puede confiar en el sistema", indicó Busacca. "Les pedí que sigan concentrados y esperar lo inesperado".