OSCAR RODRÍGUEZ
3 de mayo de 2013 / 01:18 a.m.

Oaxaca • La Secretaría de Obras y Desarrollo Sustentable del gobierno de Gabino Cué afirmó tener el plan para construir el nuevo tiradero de basura de la capital oaxaqueña a finales del primer trimestre del año entrante, mismo que tendrá una visión metropolitana porque atenderá las necesidades de usos de residuos de unos 22 municipios de la zona conurbada y costará poco más de mil 500 millones de pesos.

El titular de la dependencia Nezahualcóyotl Salvatierra afirmó que el proyecto de tiradero no es una ocurrencia y se encuentra dentro del paquete de proyectos estratégicos del sexenio y que fueron presentados al gobierno federal, para ser soportados mediante el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonain).

Precisó que la obra tendrá un costo de entre mil y mil 500 millones de pesos, y se trata de un modelo innovador de relleno sanitario de alta tecnología con capacidad de reciclaje de residuos, además de generador de energías alternas y limpias como biogás que podría llegar a tener una vida útil de 25 años.

Detalló que la infraestructura será operada por una coordinación metropolitana donde se incluiría a 22 municipios de la zona del Valle Central y su capacidad de almacenaje diario será de más de mil toneladas de basura.

Aclaró que el nuevo basurero se tendrá que empezar a construir en marzo del 2014 y adelantó que ya se cuenta con tres terrenos donde ubicarlos, -cada uno de 50 hectáreas-, solo falta la anuencia de las propias comunidades, que adelantó recibiría beneficios alternos con la mega obra, porque se contempla acciones para mejorar sus vialidades, servicios básicos y acciones productivas.

“La solución tecnológica que estamos promoviendo es la de un relleno sanitario tipo D, en donde no existan olores, ni genere fauna nociva, que contará con un planta recicladora y de acopio de residuos, que los procese para transformarlos en energías limpias”.

Salvatierra López adelantó que en ya han iniciado los estudios y hace falta solo un diagnóstico del tipo de basura que se genera todos los días en la zona metropolitana, además de las distancias donde se generan, mismo que se harán público ante el Consejo estatal de las Infraestructuras.

En contra parte refirió que hay una labor de convencimiento que ejercen una comisión interinstitucional presidida por la Secretaría General de Gobierno con los municipios que han ofrecidos los terrenos para el desarrollo del proyecto y definir el precio y compra del uso del suelo.

En tanto, la directora del Instituto Estatal de Ecología y Desarrollo Sustentable María Helena Iturribarria Bolaños, afirmó que en breve se publicará la licitación de la obra, donde está invitado a participar a empresas nacionales e internacionales.