Javier Trujillo 
31 de julio de 2013 / 07:49 p.m.

 

Acapulco   • A todos los afectados por las obras del proyecto vial del Acabus, la Cámara Nacional de Comercio y Servicio Turísticos de Acapulco (Canaco-Servytur) los convocó a participar en una huelga de pagos de servicios e impuestos.

A partir del viernes, aseguran que más de tres mil 600 negociosque han sufrido afectaciones económicas desde la colonia Renacimiento y Emiliano Zapata hasta Caleta y Caletilla, en la zona del Acapulco Náutico.

Lo anterior en conferencia por el presidente de la Canaco-Servytur, de Acapulco, Javier Saldivar Rodríguez y el presidente de la Comisión de Honor y Justicia de esta cámara empresarial, Alejandro Martínez Sidney, quienes dijeron que el gobernador del estado Ángel Aguirre Rivero, no los atendió a tiempo.

"Creo que el Gobernador (Ángel Aguirre) es el que tiene que contestar los tiempos que vamos a estar así y la mecánica para salir de este atolladero en el que está el comercio de Acapulco derivado de las afectaciones por las obra del Acabus.

"Es una situación que verdaderamente lamentable que esté pasando esto y que no tengamos una respuesta inmediata y nos orillen a mostrar en cada uno de los negocios las banderas rojinegras el día viernes, ustedes estarán siendo testigos y ya verán algunas banderas", adelantó Martínez Sidney.

De acuerdo con los líderes camarales hay un padrón y un expediente negocio por negocio de 3 mil 800 afectados, más de cuatro mil 800 los desempleados y 800 comercios que bajaron sus cortinas.

Aseguran que desde que iniciaron las obras, los comerciantes han realizado diversas manifestaciones para protestar por los daños a sus negocios y hasta han promovido quejas ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

También comentaron que los afectados, ubicados sobre la avenida Cuauhtémoc, Costera Miguel Alemán y Centro de la ciudad Caleta y Caletilla, así como Renacimiento y Emiliano Zapata, han tenido que cerrar sus negocios.

"Les pedimos a los comerciantes que estén escuchando que se sumen de alguna manera en la cuales ellos, al escuchar la información pues también coloquen su bandera en cualquier parte en donde se sientan afectados.

"Este movimiento no es solo de la Cámara de Comercios sino de todo el comercio en general que se sienta afectado por las obras del Acabus", dijo Alejandro Martínez.