24 de marzo de 2013 / 08:58 p.m.

El vicepresidente de la Cámara de Diputados reconoció el derecho de los senadores a dar el debate y decidir los cambios que consideren pertinentes.

 Ciudad de México • El legislador panista José González Morfín, vicepresidente de la Cámara de Diputados, apostó a la sensibilidad del Senado de la República para procesar rápidamente la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones.

Después de que los líderes senatoriales del PAN, Ernesto Cordero, y del PRD, Miguel Barbosa, advirtieran que no legislarán “al vapor” dichas modificaciones a la Constitución Política, González Morfín puntualizó:

“Esta es una reforma muy, muy importante, y todos esperamos que el Senado de la República tenga la sensibilidad necesaria para hacerla transitar lo más rápido posible”, dijo.

En entrevista, el diputado federal del PAN reconoció el derecho de los senadores a dar el debate y decidir los cambios que consideren pertinentes, pero insistió en la conveniencia de que la reforma constitucional sea procesada de manera expedita, como se hizo en el Palacio de San Lázaro.

Sostuvo que la aprobación de esta enmienda se suma a una lista de importantes reformas que desde hace décadas estaban pendientes de ser abordadas con seriedad y responsabilidad.

Por ello, dijo, “este logro no es de un grupo político, menos de un funcionario o de partido político alguno, (sino) es logro de los ciudadanos y para los ciudadanos”.

En su turno, el vocero de los diputados federales del PRD, Carlos Reyes Gámiz, subrayó que la reforma en materia de telecomunicaciones debe ser el primero de varios pasos legislativos en beneficio no sólo de los competidores en el mercado, sino sobre todo de los consumidores y de la ciudadanía en general.

Reconoció los avances del proyecto aprobado la madrugada del viernes, pero cuestionó aspectos como la acotada autonomía del nuevo Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel).

“No sólo no se eliminó la doble ventanilla de la opinión no vinculante del Ejecutivo Federal (en materia de concesiones), sino incluyó, además, la disposición de que la Secretaría de Hacienda opine previamente a que el Ifetel establezca una contraprestación”, dijo Reyes Gámiz.

Puso igualmente en entredicho las limitaciones a la inversión extranjera en radiodifusión.

“Se estableció que para que proceda la inversión extranjera al 49 por ciento, el país de origen deberá prever la reciprocidad. Ello implica que si no hay reciprocidad, no habrá inversión extranjera en México”, indicó.

Por separado, el vicecoordinador de Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía, lamentó la negativa de las fuerzas mayoritarias a debatir las 93 reservas presentadas y acusó al PRI, al PAN y al PRD de integrar un “pactito” en la Cámara de Diputados para rechazar todo.

“Cincuenta legisladores votamos a conciencia contra esa reforma y los demás lo hicieron de manera mecánica y por consigna”, puntualizó.

Insistió en que el procesamiento de la reforma en materia de telecomunicaciones demuestra que la Cámara de Diputados se convirtió en una oficialía de partes, donde iniciativas tan relevantes para el país se aprueban sin la discusión debida.

FERNANDO DAMIÁN