27 de junio de 2013 / 12:24 a.m.

Monterrey.- • En la mayoría de las escuelas, las asociaciones de Padres de Familia han acordado mantener las cuotas escolares como una manera de apoyar la educación de sus hijos, pero ningún papá está obligado a pagarlas, ni en efectivo ni en especie, y si es presionado, debe denunciarlo a la Secretaría de Educación, para que se tomen medidas inmediatas.

Blanca Esthela González Lozano, directora de Educación Primaria de la citada dependencia, señaló que hasta ahora no han recibido ninguna queja, aunque sí han atendido algunas que aparecieron en los medios de comunicación.

Invitó a comunicarse con ellos a quien se sienta afectado.

"Que nos llamen al 2020-5000 y le daremos seguimiento a la queja, para hablar con los directivos y supervisores de la zona escolar, que acudirá a hablar con ellos, y luego nos dará una respuesta".

La funcionaria educativa explicó que no son los directores o maestros los que ponían las cuotas escolares, sino los padres de familia, que siguen haciéndolo, porque de esos recursos le dan mantenimiento inmediato a los planteles.

Quienes desean cooperar y no tienen dinero, pueden optar por colaborar con trabajo, pero nadie está obligado.

Sin embargo, en el pasado se han dado casos de maestros directores que condicionaban la entrega de resultados, certificados o la presentación de exámenes a que los padres del alumno pagaran las cuotas escolares.

Ante esto, el Congreso del Estado legisló la prohibición de cobrar cuotas escolares a los padres de familia, porque atentaba contra la gratuidad de la educación.

La Secretaría de Educación se mantiene al pendiente para evitar que algún maestro o director de escuela condicione a algún alumno la entrada a la escuela, el presentar un examen o la entrega de papelería, dijo González Lozano.

"Cuando los directivos de la escuela cometen alguna situación irregular no se apegan a los lineamientos, los inspectores acuden y levantan un acta de extrañamiento, que va al expediente laboral del maestros, e incide en su escalafón, y si sigue persistiendo en lo mismo, se tomarán otras medidas".

González Lozano advirtió que los papás pueden denunciar cualquier irregularidad al teléfono 20-20-5000, o acudir directamente a las oficinas de la Secretaría de Educación.

FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL