6 de agosto de 2013 / 01:02 p.m.

La Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) llamó a las comunidades afectadas por los desplazamientos de ciudadanos a sumarse al movimiento de seguridad y justicia alternativa para revertir la actuación de grupos ligados al crimen organizado.

En conferencia de prensa, Gonzalo Molina, Miguel Vitrago y Arturo Campos, coordinadores de la CRAC en Ayutla de los Libres, Huamuxtitlán, Olinalá y Tixtla dieron a conocer una estrategia encaminada a revertir la campaña de desprestigio y hostigamiento desatada por parte de los gobiernos estatal y federal contra su sistema de seguridad y justicia.

Dieron a conocer una estrategia denominada “La patria es primero”, encaminada a promover entre la población el aspecto positivo de la integración de policías comunitarias.

También hicieron una convocatoria a la población de las comunidades afectadas por la incursión de grupos delictivos, a organizarse e incorporarse al sistema que representa la CRAC, con la intención de revertir los desplazamientos masivos, como los ocurridos la semana pasada en Tlacotepec, Apaxtla y San Miguel Totolapan.

Indicaron que con organización y unidad es posible resolver problemas graves como el de los desplazamientos, porque ya está visto que las autoridades solas no van a poder.

Refrenda su compromiso

Al recibir a grupos de familias desplazadas por la violencia en La Laguna, Coyuca de Catalán, San Miguel Totolapan y Tlacotepec, el gobernador Ángel Aguirre Rivero refrendó el compromiso ineludible de su gobierno para emprender medidas y acciones urgentes e integrales para resolver de manera estructural este problema que aqueja a cientos de guerrerenses.

El mandatario se reunió primero con el presidente de San Miguel Totolapan, Saúl Beltrán Orozco, quien confirmó que en la cabecera municipal ya no hay desplazados, pues desde que se suscitó este acontecimiento, el gobierno del estado de manera inmediata tomó medidas de atención.

Las familias desplazadas, principalmente de Villa Hidalgo, conocida como El Cubo, recibieron apoyos mediante Protección Civil, consistentes en despensas, cobertores, kits de limpieza, y brigadas médicas; ademas, se reforzó la seguridad con efectivos del Ejército mexicano y de la fuerza estatal, donde permanecen cuatro grupos.

Más tarde, acompañado de su gabinete de seguridad recibió a un grupo de desplazados de La Laguna, acompañados por el secretario técnico de la Red Guerrerense de Organismos Civiles y Derechos Humanos, Manuel Olivares y el activista, Bertoldo Martínez, con quienes acordó emprender cinco acciones para resolver de manera integral el fenómeno ocasionado por la violencia.

Entre ellos, la entrega de recursos para adquirir parcelas agrícolas en las comunidades de Tepango y La Unión, en Ayutla de los Libres, donde se refugiaron 14 familias, así como instalar comedores comunitarios, garantizar asistencia médica y psicológica, construir viviendas a través de Invisur, y apoyar en materia de educación.

El mandatario estatal aseguró que de manera personal le dará seguimiento a cada uno de los puntos que se acordaron este lunes, a fin de que se cumplan a cabalidad.

Asimismo, se garantizarán las condiciones de seguridad para que los desplazados vivan en paz y armonía.

Más tarde, en conferencia de prensa, el presidente municipal de Tlacotepec, Mario Alberto Chávez, informó que las 600 personas que se refugiaron en Huautla, poco a poco han ido regresando a sus comunidades de origen, pues al contar con la atención en materia de seguridad y desarrollo social, hasta ayer permanecían en ese lugar unas 120 personas.

""Ochenta por ciento, que representa unas 90 familias de Huautla, ya están de regreso a varias comunidades"", dijo el primer edil de ese municipio.

A su vez, Manuel Olivares dijo que los logros alcanzados con el gobernador significan un avance para las familias desplazadas.

 — ROGELIO AGUSTÍN Y GERARDO TORRES