SANDRA GONZÁLEZ CORTÉS
13 de mayo de 2013 / 11:29 p.m.

Monterrey.- • Las mujeres que tienen como pareja a un hombre agresivo e intolerante deben analizar bien su perfil, pues este tipo de comportamiento puede derivar en una tragedia como las que se han presentado actualmente en la localidad.

La coordinadora operativa y psicóloga de Alternativas Pacíficas A.C, Alicia Villarreal Cardona, señaló que muchos de los casos de violencia intrafamiliar culminan con la muerte de uno de los protagonistas, por lo que alertó a las mujeres a poner atención desde el inicio de una relación.

Los actos de violencia, como golpes, maltrato psicológico o amenazas, no solo son entre la pareja, si no que llegan a afectar a los menores de edad en su comportamiento y en ocasiones son el blanco donde los adultos descargan su frustración.

"Algo importante es el perfil del agresor, ir evaluando si es violento con otras personas, tienen poca tolerancia a la frustración, tienen bajo control de impulsos y esas son algunas características que llevan a no tener el control cuando están alterados con una situación de enojo o con el llanto de un menor", dijo.

La violencia intrafamiliar es un ciclo repetitivo que cada episodio incrementa su nivel de violencia, por lo que de no tratarse o denunciarse a tiempo, puede terminar en tragedia.

"Aquí hay que considerar que el estar en una relación violenta siempre nos va tener en riesgo, para lo cual sería importante tener un plan de seguridad y proteger a nuestros hijos; aquí tiene mucho que ver identificar desde que se inicia una relación las características del agresor para tomar precauciones al respecto", mencionó la especialista.

Ella recomendó a las mujeres estar informadas del tema, platicar en caso de que tengan problemas con sus parejas y sobre todo denunciar algún abuso.

Las estadísticas de la Procuraduría de la Defensa del Menor en el Estado señalan que cuatro de cada 10 casos de violencia infantil reportados concluye con el ingreso del menor al Centro Capullos para su resguardo.

En 2012, se atendieron dos mil 638 casos de los cuales fueron comprobados 865 para dar ingreso a un total de mil 884 niños a la institución.