17 de enero de 2013 / 10:54 p.m.

 

Acapulco de Juárez • Representantes de Organizaciones No Gubernamentales acusaron que la Administradora Portuaria Integral, concesionaria del muelle, pretende “agandallarse” más de 155 mil metros cuadrados para edificar un estacionamiento; y cobrar tres veces más el amarre a cruceros.

Además se acusó que la empresa API ha violentado la reglamentación municipal con la construcción de un gran almacén para vehículos de exportación y carece de facultades para disponer de un área propiedad de la ciudad y que “tramposamente pretende adjudicarse”.

En conferencia de prensa el apoderado legal de las ONG´s, y de la Asociación Acapulco Por la Paz, José Luis Gallegos, dijo que el pasado 25 de mayo del 2012, autoridades portuarias realizaron una inspección en la que detectaron diversas anomalías en la construcción de un estacionamiento.

"Y encontraron que la API no cuenta con un programa maestro de desarrollo portuario autorizado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para el recinto portuario.La API no cuenta con el programa operativo anual correspondiente del año 2012.

“Además cobra tarifas por amarre a cabos, tres veces más de lo autorizado; por eso no vienen los cruceros", dijo el representante legal.

Adicionalmente reveló que las autoridades portuarias multaron con 20 mil 110 de salarios mínimos vigente en el Distrito Federal y que equivalen a un millón 301 mil 176 pesos y que en caso de reincidir podría ser el doble.

El representante y las organizaciones no gubernamentales el proyecto de ampliación que le permitiría a la API desaparecer el parque, “dañaría el entorno ambiental y quitaría un espacio público a los porteños”.

"La API quiere agandallarse un terreno que es de la ciudad de la población que es de todos nosotros", remató el representante legal.

Advirtió que aún no pueden contar con un amparo porque faltan audiencias por realizarse como la del próximo 23 de enero en la sala del juzgado del Segundo Distrito en el estado de Guerrero.

Y se remarcó por parte de los integrantes del Movimiento Acapulco por la Paz, que la API no puede construir porque no cuenta con una concesión y ni pueden ampararse porque aún faltan audiencias, por realizar.