12 de enero de 2014 / 04:50 p.m.

CABO CAÑAVERAL.— Una nave privada de abastecimiento llegó el domingo a la Estación Espacial Internacional, tres días después de haber sido lanzada desde Virginia. Los seis tripulantes de la estación usaron el brazo computarizado de la aeronave para acoplar la cápsula Cygnus mientras ambas realizaban un vuelo orbital a 38 mil 500 kilómetros (17 mil 500 millas por hora).

La Cygnus lleva mil 363 kilos (tres mil libras) de pertrechos y material de experimentación de la NASA, incluyendo hormigas para un proyecto educativo. Igualmente contiene los regalos de Navidad de los familiares de los seis ocupantes y fruta fresca enviada por la agencia espacial.

La NASA recurrió a la industria privada para mantener pertrechado el laboratorio espacial en la era posterior a los transbordadores, y, posiblemente en cuatro años más habrá vuelos tripulados de abastecimiento para los astronautas estadounidenses.

Orbital Sciences Corp. debía haber realizado el viaje el mes pasado, mucho antes de Navidad pero la empresa de Virginia tuvo que esperar un mes. Una avería en la estación espacial a mediados de diciembre tuvo prioridad, y la NASA retrasó el viaje a enero para reparar el sistema de enfriamiento en la nave orbital. Luego un clima gélido en el lugar del lanzamiento obligó a su postergación. Y finalmente ocurrió una potente tormenta espacial.

Los controladores de Orbital Sciences rompieron en aplausos una vez que el operario del brazo mecánico Michael Hopkins logró atrapar la Cygnus, a más de 400 kilómetros (260 millas) sobre el Océano Indico, al noreste de Madagascar. La siguiente operación importante fue atornillar la cápsula a la estación espacial.

Supuestamente los astronautas deberían aguardar hasta el lunes antes de abrir la compuerta del Cygnus pero con los regalos familiares listos para abrirse no quedó claro si lo harán.

Como regalo, la NASA embarcó fruta para los dos estadounidenses, tres rusos y un japonés, y Orbital Sciences incluyó de su parte varias sorpresas.

Es la segunda visita de una nave de Orbital Sciences. La primera fue una prueba realizada en septiembre; este es el primer vuelo oficial de abastecimiento de un contrato por mil 900 millones de dólares con la NASA.

La Cygnus será cargada con basura y enviada a una entrada destructora en la atmósfera a fines de febrero.

AP.