José Luis Garza 
11 de agosto de 2013 / 12:40 a.m.

El camello fue para simbolizar y a la vez presumir a los rivales, el compromiso que la Pandilla tendrá a finales de año al participar en su tercer Mundial de Clubes, el cual en está ocasión se efectuará en Marruecos.

 

Encabezados por un camello, la barra de la adicción con poco más de 2 mil hinchas realizó su tradicional caravana hacia el estadio Universitario en apoyo al Monterrey y con la consigna de ver triunfante a su equipo.

 

El camello, propiedad de un circo que se ubica en avenida Sendero en San Nicolás y que raía en su giba la bandera de Monterrey con un par de espadas cruzadas, fue para simbolizar y a la vez presumir a los rivales, el compromiso que la Pandilla tendrá a finales de año al participar en su tercer Mundial de Clubes, el cual en está ocasión se efectuará en Marruecos.

 

Poco antes de las 16:00 horas los seguidores de los Rayados comenzaron a llegar al punto tradicional de reunión en la colonia del Prado, cerca de la Monumental Monterrey.

Una hora después un grupo que superaba los dos mil aficionados estaban listos para comenzar la tradicional Caravana rumbo a la casa del acérrimo rival, custodiados por 200 elementos de seguridad quienes en todo momento resguardaron a la multitud.

 

El Camello fue el atractivo principal para quienes se topaban con el contingente, principalmente seguidores del equipo de Tigres.

 

Finalmente y después de poco más de una hora de recorrido, los hinchas lograron ingresar a los terrenos del estadio Universitario donde los cuerpos de seguridad sólo permitieron el acceso a quienes traían boleto en mano.

 

Ese tiempo evidentemente causó un caos en la vialidad de avenida Universidad pues ocuparon los tres carriles aledaños a estadio.