18 de junio de 2013 / 12:15 a.m.

Ciudad de México • Este lunes llegaron a las instalaciones de la 35 zona militar 130 ingenieros, médicos y personal de intendencia especializados en la atención de desastres naturales, tienen maquinaria pesada para atender con oportunidad las contingencias que se generen durante la temporada de lluvias.

Juan Manuel Rico Gámez, comandante de la 35 zona Militar, se encargó de presentar a los medios al equipo que permanecerá en Chilpancingo en situación de alerta, listos para desplazarse hacia donde se le requiera aplicar el plan DN-III-E.

Explicó que el equipo humano se integra con ingenieros, personal de intendencia y médicos que apoyarán a las tropas locales en el auxilio a la población.

En años pasados el equipo se ha concentrado en el puerto de Acapulco, pero en esta ocasión llegó a Chilpancingo por la posición geográfica que dicha ciudad tiene.

La unidad se desplazará a cualquiera de las siete regiones del estado, su permanencia se tiene contemplada hasta el mes de noviembre, que es cuando se espera que se disipen las condiciones de riesgo por la posible ocurrencia de desastres.

Rico Gámez señaló que hasta el momento la temporada de lluvias ha sido benevolente, pues solamente se aplicó el DN-III en la Costa Chica durante el paso del huracán Bárbara, aunque la contingencia provocada fue menor.

El personal y equipo que llegó a Chilpancingo forma parte de un despliegue de cinco agrupamientos integrados por órdenes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que tiene la intención de reaccionar a tiempo ante la temporada de sistemas tropicales intensos.

Además de maquinaria pesada, las unidades de atención trasladan cocinas comunitarias para apoyar a con alimentos a la población afectada.

La Sedena informó que para la base de Chilpancingo se destinaron dos cargadores frontales; dos tractores Bulldozer, dos excavadoras, dos camiones de volteo, cuatro vehículos de transporte de personal, una cocina comunitaria, una planta purificadora de agua, una planta para soldar, una torre de iluminación y una bomba de achique.

Con esto, la 35 Zona Militar se dijo lista para enfrentar una temporada de lluvias que de acuerdo a Protección Civil, tendrá por lo menos 14 huracanes, la mayoría proyectados para los meses de octubre y noviembre.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN