10 de junio de 2013 / 12:10 a.m.

Guerrero • A pocos días de que la Policía Federal rescatara a siete secuestrados, habitantes de la cabecera municipal de Tixtla formaron sus primeros grupos de policías comunitarios en dos asentamientos humanos de la mancha urbana.

Desde la noche del miércoles 5 de junio, decenas de elementos de la Policía Federal (PF) llegaron a la cabecera municipal de Tixtla, ubicada a 20 minutos de Chilpancingo para implementar un operativo que derivó en el rescate de siete personas secuestradas, la detención de un delincuente y el aseguramiento de varias armas de fuego, todas ellas de uso exclusivo del Ejército.

Lejos de molestarse por la incursión de las fuerzas federales, la acción fue bien vista por los elementos de la Policía Comunitaria (PC) incorporada a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), misma que opera en varias poblaciones desde enero pasado.

“"El operativo y las detenciones estuvieron muy bien, confirma que en esta ciudad hay actividad delictiva que combatir pero se quedaron un poco cortos, ya que en los últimos meses nos han reportado al menos 14 secuestros en la ciudad"”, dijo José Molina González, promotor de la PC en Tixtla.

La mañana del domingo 9 de junio, habitantes del barrio Del Fortín se reunieron con el comandante de la CRAC en Acatempa, Pastor Coctecón Plateado y con el promotor Gonzalo Molina, dialogaron sobre las ventajas y compromisos de integrar grupos de comunitarios en la zona urbana de la ciudad.

Convocaron a una reunión de vecinos y la mayoría de estos aceptó incorporarse al sistema de organización que plantea la CRAC, con la intención de contener la actividad delictiva en el lugar.

Así, tras una asamblea entre los habitantes del barrio del Fortín seleccionaron a doce personas que formarán dos grupos de la CRAC bajo la denominación de Policía de Barrio, tendrán un comandante y un segundo comandante, además de que vigilarán el lugar en dos grupos de seis elementos cada uno.

Este domingo se eligieron dos consejeros que participarán en las asambleas de la CRAC, que desde principios de año pertenece a la Casa de Justicia de El Paraíso, municipio de Ayutla de los Libres.

No es el único grupo de comunitario que operan en la cabecera municipal, también se integraron 10 nuevos elementos en la colonia El Zapote, en donde también se nombró un comandante y un segundo comandante coordinando dos grupos de cinco personas.

Aunque se les presentó no tomaron protesta, pues las fichas de cada aspirante serán llevadas a la Casa de Justicia de El Paraíso para su análisis correspondiente.

“"La población se inclina por nuestro proyecto porque ven que donde llegamos baja la incidencia delictiva y quieren vivir en paz, por eso tenemos varias solicitudes de más barrios y colonia que se quieren sumar, pero debemos tomar las cosas con calma y esperar a que haya condiciones reales, porque de lo contrario pueden generarse desacuerdos entre los habitantes"”, indicó.

En Tixtla, el gobierno municipal se opone a la propagación de la PC y ha pedido la intervención del Ejército para detenerlos. Pese a eso, la CRAC ya tiene presencia en las comunidades de Acatempa, Zacatconapan, Tecolcintla y El Troncón.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN