RICARDO ALANÍS
12 de abril de 2013 / 01:20 a.m.

Monterrey.- • La reunión entre comerciantes informales con la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes y la secretaria del Ayuntamiento, Sandra Pámanes, ya concluyó y se llegó al acuerdo de que serán reubicados.

Luego del desalojo del día de ayer y de varias protestas, los comerciantes informales fueron recibidos por el municipio, en una reunión que duró aproximadamente dos horas y en las que también estuvo presente el diputado Eduardo Arguijo, quien representaba a los vendedores.

Al final se llegó al acuerdo de la reubicación, sin embargo no se especificó donde será el nuevo punto en el que podrán ofrecer sus mercancías, solamente que será en el primer cuadro de Monterrey.

Sandra Pámanes señaló que los comerciantes están de acuerdo con la reubicación y mañana les darán las calles en las que podrán seguir trabajando.

"El acuerdo en concreto al que hemos llegado es el de, en este momento, ellos dirigirse o presentarse ante la Dirección de Comercio, presentar su información, sobre todos los antecedentes que pudieran tener sobre el comercio informal y plantear una nueva reubicación".

"Está claro que la calle Morelos permanecerá sin comercio ambulante, ellos así también lo han aceptado y están de acuerdo con esta reubicación, y nosotros estaremos el día de mañana a mediodía, dándoles una nueva ubicación para que ellos puedan realizar su actividad".

Además, la funcionaria comentó que aplicarán una especie de blindaje en la calle Morelos, la Alameda Mariano Escobedo y la avenida Juárez, esto con el fin de evitar que el comercio ambulante se ubique en estos lugares.

También dijo que continuarán con los operativos en el centro de Monterrey y quienes no tengan los permisos al corriente serán reubicados.