24 de mayo de 2013 / 11:13 p.m.

Con la confianza que da el marcador global conseguido a media semana, la delegación de las Chivas Rayadas del Guadalajara categoría Sub. 20 arribó a tierras regias para enfrentar a Tigres en el juego de ida de la gran final de este torneo.

El técnico Marco Fabián, padre del jugador del rebaño, fue categórico al señalar que vienen a completar la obra iniciada en la Perla tapatía el pasado miércoles y llevarse el título.

"Tranquilidad no, venimos a cerrar un trabajo, a cerrar el campeonato obviamente respetado a Tigres que es un gran equipo, pero hay que trabajar el partido de mañana", expresó el estratega.

El timonel del rebajo juvenil sabe que para el duelo de este sábado el cuadro felino contará con el respaldo de su afición, sin embargo, espera que eso no pueda influir en sus muchachos que están metalizados en ganar el encuentro.

"Un respeto y una admiración a la afición de aquí de Monterrey y que mejor que un escenario así donde venga la gente a apoyar a su equipo, nosotros venimos por el campeonato, hay que ganar el partido, sacar ventaja y levantar el campeonato"', aseguró.

Finalmente Macó Fabián reconoció que el objetivo primordial es la formación de jugadores pero en este caso, dan la cara por a institución luego de que el primer equipo este escaso en logros.

"Es un trabajo que hemos ido desarrollando con ellos y seguir trabajando, nuestra meta principal es la formación y adelantarlos poco a poco a la primera división", señaló

José Luis Garza