14 de marzo de 2013 / 02:50 a.m.

Luego de la eliminación de la Concachampions ante Seattle el pasado martes, el plantel de Tigres que realizó el viaje a Estados Unidos para este partido, llegó a suelo regio con caras de tristeza y el primero que aceptó este dolor fue el presidente felino, Alejandro Rodríguez.

"Nos duele no haberle dado a nuestra afición lo que ellos esperaban de nosotros.

“Nos duele a las personas que fueron allá (a Seattle), la afición de aquí (Monterrey), los que fueron a San Luís, la afición de todo México esperaba que el equipo pasara y es lo que más nos duele”, mencionó el dirigente.

Consiente que el pasado no se puede revertir, El Inge aceptó que su equipo tiene una tarea pendiente y en su momento se buscará revancha en el torneo de CONCACAF.

“Tenemos una tarea inconclusa y esperamos cumplirla la próxima ocasión que estemos en CONCACAF. Tenemos una tarea pendiente definitivamente, el día que la tengamos, cuando la tengamos tenemos una tarea pendiente.

"Los hubiera para nosotros no existen, para nosotros existen las realidades y tenemos una tarea por cumplir en la próxima ocasión llegar más lejos de la CONCACAF, que es lo que queremos y es el objetivo que buscamos", señaló.

Notablemente molesto, el directivo dejó en claro que el equipo que para muchos es suplemente y que disputo el partido de vuelta de los cuartos de final en la justa que da un boleto para el mundial de clubes, tiene la capacidad para ser titular.

"Yo creo que ese tema vamos a aclararlo de una vez, este equipo tiene titulares, todos son titulares, los tratamos como titulares, juegan once nada mas no pueden jugar dieciocho ni veinticuatro y llevamos a un equipo muy competitivo.

"No es un plantel suplente, cual de las palabras no entiendes (refiriéndose al reportero), no es plantel suplente, cual de las cuatro no entiendes", aclaró.

Rodríguez no quiso tachar de obligatorio el titulo del Clausura 2013 tras la eliminación en Concachampions y solo optó por ponerse la meta de ganar el próximo encuentro ante Chivas.

Jair Ramos