29 de abril de 2013 / 11:00 p.m.

Ciudad de México • Después de haber rodado la película más cara de la historia del cine mexicano, "Cinco de Mayo: La Batalla", el director Rafa Lara está convencido de que México está listo parahacer grandes y épicas producciones.

"El cine mexicano está listo también para las películas épicas, para las películas grandes que nos ayuden no solamente a recordar, sino también a honrar su propia historia", dijo el director en la presentación de su último filme, que se estrena el próximo 3 demayo.

Con un presupuesto que ha superado los 80 millones de pesos (6.5 millones de dólares), la cinta cuenta la batalla registrada en 1862, cuando el ejército francés de Napoleón III invadió México con la idea de instaurar una monarquía junto a los conservadores mexicanos, y con la finalidad de invadir Estados Unidos.

El general mexicano Ignacio Zaragoza (interpretado por el actor Kuno Bécker) preparó la defensa en la ciudad de Puebla, al mando de un ejército inexperto, inferior en número y pobremente armado, y logró vencer a las tropas francesas.

"Durante décadas los mexicanos hemos estado acostumbrados a ir al cine y pagar un boleto para honrar a los héroes de otros países", dijo Lara, quien cree que ahora es tiempo de honrar a los héroes de esta nación.

En este sentido se manifestó una de las actrices del filme, la mexicana Angélica Aragón, quien aseguró que exacerbar la identidad nacional "nunca sale sobrando" porque "es bien importante tener una referencia de dónde venimos y de quiénes somos".

Aragón explicó que, si bien el 5 de mayo es la festividad más importante de la comunidad latinoamericana en Estados Unidos, no todo el mundo sabe lo que representa y por ello este filme es importante para que la gente conozca la relevancia histórica quetuvo la batalla.

"Es importante entender no solo por qué es importante para nosotros el haber vencido al ejército francés en ese momento, sino por qué los norteamericanos están tan agradecidos y por qué (Abraham) Lincoln le escribe a (Benito) Juárez agradeciéndole elhaber detenido la invasión", dijo.

Este patriotismo es lo que más le sorprendió al actor español William Miller, ya que en su país, aseguró, no se siente de ese modo.

"Es muy curioso y bonito ver ese sentimiento patriótico que tienen ustedes acá", señaló el actor, que interpreta a Charles Ferdinand Latrille, conde de Lorencez, el general que estuvo a cargo de la invasión francesa.

"Cinco de Mayo: La Batalla" fue filmada durante ocho semanas en diversos lugares del estado de Puebla (centro) y Veracruz (este) en "un tiempo récord", con un equipo que llegó a superar las 700 personas, entre ellas 300 extras que encarnaban a los soldadosfranceses y mexicanos.

Según el director, gran parte del equipo consideraba la película al inicio imposible de hacer, sobre todo por el poco tiempo destinado al rodaje ya que muchas de las escenas eran de toma única.

"Estamos felices del resultado en pantalla, de lo que como equipo logramos", dijo Lara, quien agradeció al equipo, "un grupo de gente maravillosa que cree en el proyecto y piensa que es posible también en México hacer este tipo de películas".

"Tuvimos que convencer a todo el equipo de que sí se podía rodar en ocho semanas. Tuvieron que hacer un sacrificio muy grande (...), fue uno de los grandes retos y se logró", añadió.

"Cinco de Mayo: La Batalla" se estrena con 500 copias simultáneamente en los cines mexicanos y estadounidenses, y se exhibirá en el próximo Festival de Cannes.

EFE