21 de noviembre de 2013 / 02:12 a.m.

México.- Este jueves llegará al noroeste del país la primera tormenta invernal de la temporada, derivada de un amplio sistema de baja presión, informó la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

El organismo indicó que lo anterior provocará un marcado descenso de la temperatura, vientos intensos y lluvias fuertes sobre esa región, así como nevadas en zonas serranas de Baja California, Sonora y occidente de Chihuahua.

En un comunicado, indicó que la masa de aire frío que impulsó al sistema frontal número 13 también mantendrá temperaturas bajas de menos cinco a cero grados celsius, con heladas en zonas altas de Chihuahua y Durango, y de cero a cinco grados en áreas altas de Zacatecas y Coahuila.

Ante ello exhortó a la ciudadanía a extremar precauciones, no exponerse a cambios bruscos de temperatura, usar ropa abrigadora, tener disponibles cobertores o cobijas, combustibles suficientes y procurar especial cuidado con personas de la tercera edad, niños y enfermos para evitar afectaciones a la salud.

Por otra parte un canal de baja presión localizado en el occidente del país podría ocasionar lluvias de moderadas a fuertes en esa región, así como en zonas del centro y sur del territorio nacional, y las precipitaciones más fuertes se esperan en el Estado de México, Michoacán y Guerrero.

También hay pronóstico de lluvias muy fuertes en el centro de Veracruz, Puebla y Morelos, y fuertes en Jalisco, Colima, Nayarit, Tabasco, Hidalgo, Oaxaca, Chiapas, Campeche, Yucatán, Quintana Roo y Distrito Federal.

En tanto se prevén precipitaciones moderadas en Guanajuato, Sinaloa, Querétaro, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Tlaxcala y San Luis Potosí, ocasionadas por otra zona de baja presión, el frente frío número 13 y el persistente ingreso de humedad de ambos océanos.

La Conagua señaló que con motivo de este temporal de lluvias algunas zonas en las entidades que ya han registrado precipitaciones los últimos días podrían resultar vulnerables.

Debido a lo anterior, reiteró el llamado a la ciudadanía para extremar precauciones por los efectos de escurrimientos y reblandecimiento de suelo, así como por posibles deslaves en franjas montañosas y carreteras, e inundaciones y encharcamientos.

Notimex