18 de septiembre de 2013 / 01:13 a.m.

Ciudad de México • La Secretaría de Salud entrará a más tardar este jueves al Puerto de Acapulco junto con seis brigadas y dos tráilers de comando, que trasladarán 8 mil paquetes que otorgarán tanto a los más de mil 600 refugiados por las inundaciones como a los habitantes que se encuentra en su casa plata coloidal, cloro, medicamentos, para evitar dermatitis e infecciones en la piel por hongos, en las vías respiratorias y diarreica, "hasta el momento no hay brotes epidemiológicos anómalos".

Pablo Kuri, subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud, explicó a MILENIO que hasta el momento tampoco se ha reportado daños a los hospitales e infraestructura médica, con excepción de algunas filtraciones que no han paralizado la labor ni tampoco dañado equipo médico.

"En Acapulco no hemos podido entrar. Teníamos a la gente en Colima y en Michoacán, pero ahora ya se dirigen al puerto con seis brigadas, y están volando el director general adjunto de programas preventivos del área de urgencias y personal de la Cofepris para atender a las más de mil personas albergadas y 600 refugiadas, que puede variar".

El reporte dijo es que "no hay ningún brote epidemiológico anómala hasta el momento. Estamos trabajando la subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud con la Comisión Federal Protección contra Riesgos Sanitarios en verificar la calidad de agua y alimentos en los albergues para evitar enfermedades diarreicas, infecciones respiratorias agudas. Y en caso de darse se controlen de manera inmediata".

En el caso de vigilancia epidemiológica y por experiencias anteriores, dijo, los riesgos reales son que las personas puedan desarrollar dermatosis por hongos, e infecciones respiratorias, y cuando ya se baja el agua, por lo regular, hay enfermedades oculares como conjuntivitis por estar en contacto con la tierra.

Por ello, abundó, una vez que ingresen en los albergues se debe de garantizar que el agua y los alimentos se encuentren en condiciones salubres y no causen problemas, asimismo, las brigadas evitarán brotes epidemiológico. "Nuestra función es ir cada por casa y dar la información, lo que se requiere, a la población para evitar brotes".

"Si en la comunidad se presenta, por ejemplo, diarrea, se tomarán muestras, se canalizarán y se otorgará los medicamentos necesarios", agregó en entrevista.

Kuri rechazó que la situación en Acapulco sea similar, en términos epidemiológicos, como la registrada en Tabasco, cuando el agua se elevó casi dos metros en el centro de la ciudad y permaneció varias semanas. "No llegó el agua a esas dimensiones. Y está muy claro, en Villahermosa llegamos a tener cerca de 25 mil refugiados, en Acapulco hay poco más de mil".

El especialista precisó que los riesgos que de inmediato se deben de contener es ingerir agua contaminada tanto en los refugios temporales como en los hogares, una vez que se restablezca los servicios de suministro donde hayan sido interrumpidos.

"El problema en estas inundaciones son las afectaciones de la piel. Se puede estar en contacto con agua contaminada con heces o con animales muertos que no son un riesgo hasta que se descomponen. Si la gente no ingiere esa agua no pasa nada, basta con lavarse las manos. El problema si se da en la piel, como señalé dermatosis".

No se llevarán vacunas, sólo se contempla, en caso de ser necesario, aplicar a la población hepatitis A y varicela, para lo cual se está gestionando la adquisición de compras adicionales de 15 mil dosis Serian 10 mil varicela, por los contagios que se pueden dar en los refugios temporales, y el resto hepatitis para evitar brotes por ingesta de agua contaminada.

Hasta el momento, aclaró, la SSA no ha requerido de recursos adicionales para operar, sin embargo, conforme a vaya registrándose la situación se incrementará la reserva estratégica de paquetes para atender a más población en caso de ser necesario.

Por otra parte, reportó que en el sur de Veracruz y al norte de Tamaulipas se desplazaron, incluso antes de las contingencias, equipos de trabajo, conformado por personal capacitado, sin que haya reporte de incidencia. Se trasladó autoridades de urgencias epidemiológicas y desastres del Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades (Cenaprece), junto con dos trailers que son unidades de comando.

Hay 30 brigadas estatales de Tamaulipas y 10 por parte de Veracruz, así como dos federales que están realizando trabajos de control epidemiológico. En Oaxaca, por su parte, se encuentran dos brigadas federales que atienden, entre otras acciones, a 500 desplazados.

En Colima, Hidalgo, Nuevo León, San Luis Potosí, Chiapas están en contacto con la SSA federal porque hasta el momento no han necesitado el apoyo federal en lo relativo a epidemiología.

BLANCA VALADEZ